La participación social es el principal instrumento para construir comunidades más cohesionadas y más seguras, en donde priven el desarrollo de cada persona y el respeto a sus garantías, como el derecho a la ciudad, esto es fundamental, en la Sexta Mesa Redonda de Alcaldes y Ministros, convocada por la OCDE en esta ciudad.

"Nuestra Constitución reconoce al Estado Mexicano como una sociedad de derechos, incluido el derecho a la ciudad, para ello, necesitamos ciudades seguras, ordenadas, bien planeadas, sustentables, incluyentes, productivas y competitivas", expuso la secretaria ante el secretaria general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría Treviño; el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera; y el titular del INFONAVIT, Alejandro Murat Hinojosa.

En el Palacio de Minería, durante la sesión plenaria de apertura "Enfrentando los retos del siglo metropolitano, políticas para ciudades resilientes e incluyentes", la titular de la SEDATU manifestó que intercambios como los que se presentan en este foro, "permitirán enriquecer nuestro accionar, tener como resultado una ciudad moderna, diferente, segura e incluyente con oportunidades para todos".

Hoy estamos comprometidos, dijo, a garantizar el Derecho a una Ciudad, con bases sólidas en un modelo sustentable, ciudades donde no exista temor de transitar por la calle y en las cuales mujeres, jóvenes,  niños y niñas se sientan seguros; espacios armónicos de respeto y convivencia, que permitan la cohesión social base del Estado de Derecho.