• El secretario Jesús Murillo Karam destacó que el suelo es el sostén de la humanidad
• La Alianza Nacional por el Suelo congrega a instituciones académicas y de gobierno

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) se sumó a la Alianza Nacional por el Suelo, iniciativa propuesta por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y a la que se incorporaron instituciones académicas y del gobierno mexicano.

Durante el foro para la conformación de la Alianza Nacional por el Suelo, el titular de la SEDATU, Jesús Murillo Karam, aseguró que el suelo es el sostén de la humanidad, da la posibilidad de la alimentación y es el espacio en donde uno se mueve.

Señaló que es necesario contar con planes a largo plazo que ayuden a contener el crecimiento de las ciudades y legislar al respecto para señalar en dónde se debe construir y bajo qué condiciones.

En su mensaje, indicó que “se tiene que hacer una planeación precisa, una planeación que nos diga exactamente hacia dónde tenemos que crecer, en dónde conviene crecer y qué suelo tenemos que respetar; y por eso la decisión que define en dónde se construye, se llama uso del suelo”.

Murillo Karam dijo que actualmente las cuestiones sobre el uso del suelo son facultad de los gobiernos municipales, que duran tres años, lo cual impide generar estrategias a largo plazo en la materia, por lo que consideró que se deben crear planes de 20 a 30 años en los que se definan las características de cómo se va a manejar el suelo en el país.

Al hacer la declaratoria inaugural del evento, el rector de la UNAM, José Narro Robles, destacó la importancia del suelo, porque es un tema directamente relacionado con la vida.

Confió en que será exitosa esta Alianza y expresó su deseo de que más instituciones de educación superior, organizaciones profesionales, entidades gubernamentales y estructuras internacionales se puedan sumar a esta iniciativa para que se traduzca en acciones que conlleven a avanzar hacia la ruta correcta en lo que se refiere al suelo.

En su oportunidad, el representante de la FAO en México, Fernando Soto Baquero, resaltó que para contar con formas más sostenibles de producir alimentos es esencial el uso, la gestión y la gobernanza de los suelos, por lo que desde 2011 se creó la Alianza Mundial por el Suelo.

Indicó que este evento representa la adhesión de México a esta iniciativa internacional para darle prioridad al tema y celebrar cada 5 de diciembre el Día Mundial del Suelo.

Soto Baquero manifestó que el costo del agotamiento y la degradación de los recursos naturales en México representó en 2012, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), cerca de 6.3 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB).

Durante el evento se informó que cerca del 45 por ciento de los suelos en México presentan algún nivel de degradación, debido a la erosión hídrica y eólica, el abuso de la labranza y la contaminación, entre otros factores.

En la Alianza Nacional por el Suelo participan instituciones académicas y de gobierno como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), el Colegio de Postgraduados, la Academia Mexicana de Ciencias y las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), además de la SEDATU.