Fomentar el desarrollo de ciudades sustentables coincide con la visión del Gobierno de la República que reconoce a la planeación territorial como pieza fundamental en la transformación de México, particularmente en la construcción de mecanismos para reordenar las orbes y propiciar el derecho a la convivencia y a la inclusión a la ciudad.

Desde la perspectiva de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), lograr un mejor desarrollo sustentable implica instituir nuevos esquemas de gobernanza metropolitana que van más allá de la cooperación voluntaria. “Las decisiones deben efectuarse a nivel metropolitano y no desde la óptica de municipios aislados”.

Esta estrategia se basa en que los mexicanos, sobre todo los jóvenes, tengan acceso a oportunidades para elevar su calidad de vida, vivir en paz, con tranquilidad, con certeza, con seguridad y con prosperidad.

La instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto es sumar a todas las voces para que nadie se quede afuera de este proyecto que permitirá construir estas ciudades para hoy y el futuro.

Para ello, la SEDATU colabora con ONU – Hábitat en un gran proyecto sobre el nivel de prosperidad de las ciudades en México que permitirá identificar oportunidades y áreas potenciales de intervención para que esas ciudades sean más prosperas, más sustentables y más incluyentes.

Además, a la fecha el Gobierno de la República, a través de la SEDATU, ha realizado ocho Foros Estatales por el Derecho a la Ciudad rumbo a Hábitat III; donde se busca reafirmar el compromiso global con la urbanización sostenible y centrarse en la implementación de una nueva agenda urbana como parte de un marco de desarrollo sostenible para el 20-30.

El último fue en Tijuana, donde Luis Carlos Herrera Fabela, representante de ONU – Hábitat en México entregó este Índice de Prosperidad para Tijuana y para Mexicali, el cual coadyuvará a indicar el progreso y seguridad de las grandes urbes, y por ende, a la satisfacción de quienes ahí habitan. 

La mención de la productividad, la infraestructura urbana, la calidad de vida, la igualdad e inclusión social, la legislación urbana, la sostenibilidad ambiental y gobernanza son los indicadores fundamentales de este estudio, y que informarán a las metrópolis de sus fortalezas y áreas de oportunidad.