Con la intención de potenciar el proyecto automotriz de la fabricante alemana Audi, el Gobierno de la República propuso impulsar un desarrollo regional que involucra la participación de 9 municipios de los estados de Puebla y Tlaxcala.

El Gobierno de la República, a través de la SEDATU propuso impulsar una visión de desarrollo regional sustentable, que se base en los asentamientos humanos que ya existen y donde las decisiones se tomen de común acuerdo.  

Durante un acto donde se entregaron a la entidad Atlas de Riesgo, se informó que el Gobierno de la República apoyará los acuerdos de los dos estados soberanos, a fin de conformar ciudades ordenadas con una visión de sustentabilidad.

Se informó que los recursos para financiamiento o subsidio de la vivienda en este proyecto de inversión se van a dar, teniendo en cuenta la movilidad, los servicios, los equipamientos y para ello se requiere un solo plan que involucre a los gobiernos Tlaxcala y Puebla.

Se convocó a participar también a los expertos de las universidades para crear el Plan de Desarrollo Urbano, y al mismo tiempo, trabajar en convenios con los municipios.