• Ha resuelto 80 por ciento de los asuntos presentados por nuestros connacionales
• Cuenta con el 01800 844 AGRARIO y ejidatariosmigrantes@pa.gob.mx para recibir peticiones

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), a través de la Procuraduría Agraria (PA), impulsa en Estados Unidos las Jornadas para la Protección de los Derechos Agrarios de los Ejidatarios y Comuneros Migrantes, con la finalidad de brindar asesoría jurídica en defensa de la propiedad de los campesinos mexicanos radicados en los Estados Unidos.

En esta tarea ha sido fundamental la participación de la Red Consular del Gobierno de México, los clubes y organizaciones como la Federación de Nayaritas en Estados Unidos y el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), dependiente de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), entre otras instancias, que se han sumado a esta estrategia para proteger los derechos agrarios de este importante sector de la población que radica en Norteamérica.

Para responder a las solicitudes de los migrantes, la PA cuenta con un apartado especial en su sitio oficial http://www.pa.gob.mx, se tiene el número gratuito 01 800 844 AGRARIO y el correo electrónico ejidatariosmigrantes@pa.gob.mx, además de las audiencias campesinas en las sedes diplomáticas.

Este año se ha podido atender y resolver 80 por ciento de los 198 asuntos presentados, con resoluciones jurídicas a favor de nuestros compatriotas. A ello se suman otras 500 solicitudes agrarias de los migrantes, las cuales están siendo atendidas en las 32 delegaciones estatales de la PA, conforme a la entidad geográfica de origen, para asesorarlos y proteger sus derechos.

El titular de la Procuraduría Agraria, Cruz López Aguilar, destacó que estas acciones en defensa del patrimonio campesino de nuestros compatriotas y sus familias en territorio nacional, se enmarcan dentro de las Jornadas para la Protección de los Derechos Agrarios de los Ejidatarios y Comuneros Migrantes que durante el presente año se han celebrado en varias ciudades de la Unión Americana, las cuales registran una alta presencia de mexicanos de origen rural.

Durante una primera edición efectuada en febrero, los trabajos de atención y asesoría se llevaron a cabo en el Consulado de México en Los Ángeles, y la segunda edición tuvo lugar en las oficinas consulares de Chicago, San José, San Diego, Oxnard, Sacramento y Los Ángeles, California, así como en Seattle, Washington, durante la semana del 6 al 11 de julio último.

El pasado fin de semana, en representación de la SEDATU, el procurador agrario asistió a la Feria de Nayarit en California que se llevó a cabo en el Jacobs Center for Neighborhood Innovation Park de San Diego, California.

La presencia de la SEDATU respondió a una invitación formulada por el Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (COFEM) y el gobierno de Nayarit, para acercar los programas y servicios a los compatriotas de esa entidad mexicana residentes en California.

En ese marco, la PA dispuso de un módulo de información en el que funcionarios de la Procuraduría Agraria otorgaron asesorías sobre la elaboración y depósito de la lista de sucesión o testamento agrario; expedición de constancias, certificados y títulos de propiedad, así como de la celebración de contratos y convenios en los que se involucra tierra de propiedad social para el desarrollo de proyectos productivos con inversión de capital nacional o extranjero, entre otros aspectos de interés.

Ante el presidente de la Federación de Nayaritas en Estados Unidos, Carlos González, y representantes de clubes de connacionales, el procurador agrario Cruz López Aguilar destacó los servicios jurídicos de asesoría, conciliación y representación legal que brinda gratuitamente el Gobierno de la República, tanto a los sujetos agrarios en nuestro país como a los migrantes radicados en distintas ciudades de la Unión Americana.

Indicó que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano ha fortalecido de manera importante estas acciones durante la presente Administración a fin de otorgar certeza jurídica plena a la propiedad social y salvaguardar el patrimonio de los sujetos agrarios y sus familias.