Con la suma de esfuerzos entre diversas dependencias del Gobierno federal, el Programa Ciudades Seguras para las Mujeres busca eliminar la violencia de género, así como garantizar que niñas, jóvenes y mujeres adultas ejerzan sus derechos de vivir la ciudad con seguridad y en paz.

Recientemente funcionarios de las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano y de Gobernación realizaron una Caminata Nocturna por calles de la colonia La Joya del municipio de Ecatepec, Estado de México, para constatar la situación que a diario viven los vecinos de la zona.

En su intervención Josefina Robledo Martínez, vecina de esta colonia, señaló que es fundamental para la ciudadanía tener la seguridad de que sus hijos estén bien y que puedan salir a la calle sin el riesgo de sufrir agresiones; por ello, solicitó mayor seguridad e iluminación en las calles de La Joya.

Por su parte, Norma Lizbeth González Pérez convocó a sus vecinos a trabajar de manera conjunta con las autoridades para mejorar los espacios públicos de la zona, a fin de integrar a los jóvenes, niños y niñas a actividades que permitan su desarrollo y los aleje de vicios y malos hábitos.

Como parte de la estrategia de atención a los diversos sectores de la sociedad mexicana el Gobierno de la República en coordinación con las autoridades del Estado de México, pondrá en marcha en Tecámac, Estado de México la “Ciudad de las Mujeres”, en el marco del Día Internacional de la Mujer. 

El objetivo es convertir a las ciudades en espacios donde las personas puedan encontrar las condiciones necesarias para su desarrollo económico, cultural y social, para lo cual autoridades del Gobierno federal coordinan el trabajo de la comunidad con los gobiernos estatal y municipal para poder disminuir los factores sociales y urbanos que posibilitan o estimulan la ocurrencia y persistencia de la violencia y la delincuencia.

Asimismo, mediante estrategias como el rescate de espacios públicos, a cargo de la SEDATU, se impulsa la rehabilitación de parques deportivos o recreativos para promover la convivencia y garantizar la inclusión social de sus habitantes, a fin de empoderar a las mujeres y convertirlas en agentes de cambio en las comunidades.