En Mérida, Yucatán, se llevó a cabo la firma de un adéndum al Convenio de Vivienda para la entrega de casas, que garantiza una inversión federal y estatal por más de 329 millones de pesos, para la construcción de casas en beneficio de 8 mil 500 personas.

Los subsidios beneficiaran directamente a empleados, -policías, bomberos y burócratas-, así como a jóvenes, jefas de familia, taxistas y personas con alguna discapacidad.

Estas acciones están enfocadas a disminuir la pobreza patrimonial, combatir el hacinamiento, prevenir la violencia y dotar de vivienda a los sectores menos favorecidos de la población, que no cuentan con ninguno servicio de seguridad social.

Las acciones de vivienda comprometidas para el 2016, irán acompañadas de una recuperación de  espacios públicos y obras de infraestructura social, que permitirán mejorar la calidad de vida de las personas con entornos favorables a la convivencia social.