En lo que va de la presente administración, el Gobierno de la República mediante la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y el Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares, órgano sectorizado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), ha entregado 4 mil viviendas en el Estado de México para familias de comunidades indígenas.

Además, la SEDATU ha instruido al Instituto Nacional del Suelo Sustentable (INSUS) para que estas viviendas sean escrituradas este mismo año, como parte de las acciones emprendidas por este gobierno para brindar certeza jurídica y seguridad patrimonial a miles de familias indígenas de nuestro país.

Este esfuerzo conjunto entre las distintas instituciones y órdenes de gobierno buscar garantizar el derecho constitucional de tener acceso a una vivienda digna para aquellas familias que menos tienen.