Tras el paso de los fenómenos naturales Manuel e Ingrid que ocasionaron daños al estado de Guerrero, en especial a la comunidad Venta Vieja, en el municipio de Acapulco, hoy el esfuerzo y participación de los tres órdenes de gobierno y de la población se ve reflejado en la entrega, por parte del Gobierno de la República, de 116 viviendas, en beneficio de 464 personas.

Con recursos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), se realizaron acciones de construcción y transformación de la localidad.

Además, se desarrolló una estrategia consistente en capacitar y emplear en la reconstrucción a los habitantes de la localidad, a quienes también se les impartió talleres de valores humanos.

La inversión superó los 59 millones de pesos, donde el FONDEN aportó 22 millones de pesos; el Programa de Prevención de Riesgos en los Asentamientos Humanos erogó 21 millones 420 mil pesos para obras de mitigación; la CFE donó 5 millones y el gobierno del estado, dos millones de pesos.

Cabe destacar que la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (CORETT) apoya con el proceso de escrituración en la consolidación de esta entrega de viviendas, las cuales cuentan con tres recamaras y con todos los servicios.

Como parte de las acciones del Plan Nuevo Guerrero, la SEDATU entregó 1,500 escrituras de los municipios de Acapulco, Coyuca de Benítez y San Jerónimo del “Programa de Regularización de Asentamientos Humanos Irregulares”, para igual número de familias que resultaron beneficiadas.