En la recta final de 2015, el Gobierno de la República a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y el Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO) destinó 1 mil 820.1 millones de pesos en 60 mil 574 subsidios para casas nuevas, ampliaciones y mejoramientos en los programas Vivienda Digna y Vivienda Rural.

Al tercer trimestre de este año, los subsidios otorgados beneficiaron a más de 240 mil personas de escasos recursos, así se dio a conocer como parte del Informe de autoevaluación de la gestión administrativa correspondiente al Tercer Trimestre del Ejercicio Fiscal 2015, mismo que fue aprobado por unanimidad en el marco de la CLXXVII Sesión Ordinaria del Comité Técnico y de Distribución del FONHAPO.

Se informó que en el lapso referido, del total de los subsidios otorgados, 10 mil 450 fueron para vivienda nueva y 50 mil 124 para mejoramientos y ampliaciones.

En tanto, para las zonas rurales se focalizaron 1 mil 185.2 millones de pesos, igual a 65.1% del recurso ejercido, al otorgarse 41 mil 111 subsidios en beneficio de 160 mil 333 personas.

Otros logros importantes de lo realizado al tercer trimestre-2015 de los Programas Vivienda Digna y Vivienda Rural, para los municipios clasificados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) como de “Muy Alto” y “Alto” Índice de Rezago Social se ejercieron, con recursos de ambos programas, 542.4 millones de pesos, y se otorgaron 10 mil 714 subsidios en 204 municipios con esta clasificación.