En el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, cuya agenda fue aprobada en septiembre del año pasado en la Asamblea de las Naciones Unidas y a la que México está suscrito, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) instrumenta estrategias para lograr una transformación de nuestras ciudades para convertirlas en sustentables, compactas, resilientes y seguras.

Hasta el momento, la Secretaría ha creado tres redes de ciudades: la red de ciudades sustentables, la red de ciudades resilientes y la red de ciudades seguras, para lograr en el mediano y largo plazo un cambio sustentable y eficiente.

La red de ciudades sustentables se impulsa en el marco de su integración a la conferencia de la Organización de las Naciones Unidas COP 21. Como resultado de esta iniciativa, se han integrado ocho ciudades: Campeche, Campeche; Isla Cozumel, Quintana Roo; Tehuacán, Puebla; Nuevo Laredo, Tamaulipas; Huamantla, Tlaxcala; Jiutepec, Morelos; Tijuana, Baja California, y  Ciudad Valle Derramadero, Coahuila.

El objetivo de esta red es procurar el bienestar de los habitantes actuales y futuros de las ciudades dependiendo de las decisiones que hoy se tomen.

Además de lo anterior, el sector de la vivienda ha impulsado acciones a través de dos vertientes: Hipoteca Verde- INFONAVIT, en la que de octubre a la fecha se han otorgado 2 millones 068 mil 353 créditos verdes, y Programa EcoCasa-SHF, que ha financiado desde el inicio de sus operaciones, en 2013, alrededor de 20 mil viviendas que reducirán las emisiones de dióxido de carbono.

En el caso de la red de ciudades resilientes, ésta tiene como finalidad incrementar la capacidad de recuperación de las urbes en caso de desastres provocados por fenómenos naturales. A esta red se han integrado 18 ciudades de 17 entidades federativas, en una primera etapa.

En un trabajo coordinado entre las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y de Gobernación (SEGOB), en colaboración con la ONU-Hábitat, coadyuvarán para que los gobiernos municipales que integran la Red elaboren un perfil de riesgo de cada ciudad.

Para ello, la SEDATU ha elaborado la Guía de Resiliencia Urbana. Este documento se realizó en colaboración con la Secretaría de Gobernación, el Sistema Nacional de Protección Civil y la participación especializada de ONU-Hábitat. Con esta guía las primeras 18 ciudades resilientes trabajan ya en la obtención de su perfil de resiliencia que garantice la seguridad de sus poblaciones.

La Red está conformada por las ciudades de Ensenada, La Paz, Carmen, Tapachula de Córdoba, Ciudad Juárez, Saltillo, Manzanillo, Victoria de Durango, Aculco, León de Aldama, Acapulco, Puerto Vallarta, Guadalajara, Tepic, Monterrey, Atlixco, Playa del Carmen y Mazatlán.

El contexto internacional obliga a que las ciudades estén cada vez mejor preparadas para atender los riesgos y responder eficazmente a los desastres naturales y las coyunturas económicas.

La tercera red que la SEDATU incorpora es la de Ciudades Seguras, una estrategia del Gobierno de la República para disminuir la violencia urbana desde una perspectiva de género, privilegiando el empoderamiento de las mujeres a través de hacerlas partícipe de forma preponderante en las políticas de seguridad pública.

Esta iniciativa parte de reconocer que las mujeres son quienes mejor conocen su territorio. A través de caminatas nocturnas se escucha a las vecinas y se atienden sus principales demandas y necesidades para que puedan vivir en lugares más seguros y tranquilos.

Entre noviembre de 2015 y junio de 2016, se han intervenido cinco ciudades: Colima, Colima; Ciudad Juárez, Chihuahua; Aguascalientes, Aguascalientes; Durango, Durango; y Tonalá, Jalisco, donde se han programado en total 26 obras en 24 colonias, en beneficio de aproximadamente a 125 mil personas.