Miguel Ángel ha estado un tanto nervioso las últimas semanas.

Lee los periódicos, escucha las noticias. Le inquieta la posibilidad de que una de sus hijas, la más pequeña de cuatro, pueda ser deportada a México a pesar de que es una mujer responsable, trabajadora y que siempre observa la ley.

Él ha dedicado toda su vida a la ganadería, allá en su natal Campeche. Aunque debe trabajar mucho y hacer diarios esfuerzos; la comida no falta en la mesa, pero apoyar y encaminar a los hijos siempre ha sido una de sus prioridades.

Y la respuesta llegó de Estados Unidos.

Gracias al programa “Construye en tu Tierra”, puesto en marcha por el Gobierno de la República, a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), su hija, en San Antonio, Texas, pudo recibir un subsidio para construir su propia casa en territorio mexicano, pagando solamente 40 pesos diarios.

No hubo que hacer grandes trámites ni papeleos. Lo único que le pidieron a su hija fue tener un predio en México donde construir su sueño.

Hace unos días tuvo una de las mejores experiencias de su vida. Cuando escuchó su nombre completo, Miguel Ángel Morales Carrizales, como uno de los beneficiarios del programa; supo que había motivos para ser optimista.

—Ya están construyendo la casa, ya la están construyendo. Va a ser por si un día ella viene para acá, pues ya va a tener su casa. Ahora que hay un nuevo presidente allá, pues ella ya a va a tener su casa aquí. Las demás hijas ya tienen vivienda y ella era la que faltaba, pero gracias a Dios ya la tiene.

Solo en Campeche, en los últimos días se han entregado un total de 61 viviendas como la de Miguel Ángel, cada una con un costo de 145 mil pesos. En total, los organismos de vivienda de nuestro país invertirán en la entidad casi 4 millones de pesos.

Así se apoya en México a los que trabajan para engrandecer a nuestra nación, no importa dónde se encuentren.