• Las grandes urbes generan 30% de los gases contaminantes o de efecto invernadero en el planeta

 México refrendó su compromiso para 2016 de fortalecer el modelo de ciudades sustentables y resilientes y donde se impulsen los derechos humanos y el enfoque de género. Ello en el marco de su integración activa en la conferencia cumbre de la Organización de Naciones Unidas (ONU) COP 21 sobre el Cambio Climático.

En conferencia de prensa, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano informó sobre la participación de México en esa Convención que se desarrolla en París, Francia.

Explicó que la estrategia del Gobierno de la República es trabajar mediante acciones de mitigación para reducir las emisiones de gas de una manera medible, reportable y verificable.

Al mismo tiempo, informó sobre el compromiso asumido por el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto para disminuir las emisiones de gas de efecto invernadero en 50 por ciento, rumbo al año 2050; en este reto juega un papel fundamental la vivienda, pues ésta será la vía más importante para mitigar dichas emisiones.

Precisó que la estrategia del Gobierno de la República es trabajar de manera coordinada con todos los organismos sectorizados de la vivienda, mediante las llamadas NAMAS, que son acciones de mitigación para reducir las emisiones de gas de una manera medible, reportable y verificable.

Se comentó que las grandes urbes generan 30 por ciento de gases tipo invernadero, de ahí la necesidad de que las inversiones, los subsidios y los financiamientos se destinen a viviendas que incorporen nuevas eco-tecnologías sustentables y que permitan a sus moradores un ahorro en energía, entre otras ventajas.

En la conferencia con medios, se refirió a las acciones que se están emprendiendo en la Ciudad de Campeche, que está en proceso y la cual será ejemplo a seguir para la construcción de vivienda en otras regiones del país, buscando siempre beneficios ambientales y económicos para los propietarios de esas casas habitación.

Como parte de este gran esfuerzo, el Gobierno de la República continuará con la protección de las áreas naturales y como prueba de este compromiso recordó que la SEDATU, a través de la dirección de Terrenos Nacionales, cedió mil hectáreas a la Secretaria de Medio Ambiente y

Recursos Naturales (SEMARNAT) para su reforestación, acción que reduce considerablemente las emisiones de CO2.