El Gobierno de la República, mediante la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), apoya a personas con ingresos menores a 5 salarios mínimos con una vivienda digna que cuenta con ecotecnologías adecuadas a cada región de la República Mexicana.

Con apoyos de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) y del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO), que van de los 55 mil a los 77 mil pesos, se entregan viviendas a familias de escasos recursos acordes a las condiciones geográficas y climáticas del lugar, lo que privilegia el cuidado del medio ambiente.

De acuerdo con la Política Nacional de Vivienda que impulsa el Presidente Enrique Peña Nieto desde el inicio de su administración, ahora cada vivienda es de aproximadamente 50 metros cuadrados y está equipada con ecotecnologías para consolidar un desarrollo sustentable que permita a las familias mexicanas ahorrar agua, luz y gas doméstico, en beneficio de su economía.

Asimismo, la distribución de los espacios de cada vivienda está delimitada, sobre todo con la construcción de dos recamaras, lo que contribuye a abatir el hacinamiento, y a la vez a evitar la violencia intrafamiliar.

Prueba de estas acciones emprendidas por el Gobierno de la República son los recientemente entregados fraccionamientos “Paseos de Chavarría”; en Mineral de la Reforma, Hidalgo, y el fraccionamiento “Acanto Dos”, ubicado en el municipio de Zamora, Michoacán, cuyos beneficiarios hoy disfrutan de sus viviendas.

Con estas acciones el Gobierno de la República refrenda su compromiso de atender a las y los mexicanos, con apoyos direccionados a elevar la calidad de vida de las y los mexicanos.