Las estimaciones en el mundo señalan que el turismo tendrá una tendencia de crecimiento sostenido durante los próximos 7 ó 10 años, afirmó la Secretaria de Turismo del Gobierno de la República, Claudia Ruiz Massieu, quien recalcó que México debe aprovechar esta ventaja.

Ante miembros del Club Harvard, integrado por egresados de esa prestigiada universidad, la titular de la SECTUR presentó la ponencia Panorama del Turismo en México, y señaló que en estos momentos se vive una buena época en la industria turística a nivel mundial, que “está empezando una tendencia de crecimiento”.

Ruiz Massieu expuso también que el papel del turismo es clave en la balanza comercial, ya que contribuye, sistemáticamente, con un saldo superavitario, y consideró que este sector es uno de los principales detonantes de la inversión de capital y desarrollo de infraestructura.

El sector turismo, destacó, ha mantenido una participación superior al 8 por ciento del total del Producto Interno Bruto (PIB), aún en periodos de crisis económicas y emergencias sanitarias.

En este sentido, resaltó el significativo crecimiento que registró la actividad turística en 2013, al superar los niveles históricos del 2008, que era considerado como el año con el mayor desempeño del turismo en México.

Dijo que según reportes del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), se estima un crecimiento, para este año, del 4.4 por ciento en términos reales del PIB de la industria de viajes y turismo en nuestro país.

Asimismo, el sector turístico tendrá un incremento del 3.5 por ciento en empleos generados.

Durante su participación, la Secretaria de Turismo detalló que se diseñó un plan de acciones específicas contempladas en las 44 Agendas de Competitividad de Destinos Turísticos (ACDT) que el Presidente Enrique Peña Nieto entregó, el pasado miércoles, a los mandatarios de las 32 entidades federativas del país.

Estas Agendas, expresó, permitirán modernizar y revitalizar los destinos turísticos de México, a través de la diversificación de la oferta y mejorar la calidad de los servicios en los sitios donde se concentra el 80 por ciento de la actividad turística del país.

Ruiz Massieu manifestó que las 44 Agendas de Competitividad se fundamentan en cinco líneas de acción que permitan aumentar la competitividad: diversificación de la oferta; desarrollo regional; modernización; detonante del desarrollo económico, y consolidación.

La titular de la SECTUR también se refirió a las acciones que el Gobierno de la Republica ha implementado para convertir a nuestro país en un destino de clase mundial, y mencionó que el mayor reto fue aumentar la cooperación interinstitucional que permitiera acuerdos transversales, y ante la ausencia de un mecanismo coordinador de los esfuerzos institucionales, el Presidente Peña Nieto estableció el Gabinete Turístico.

Éste, aseveró, ha sido reconocido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) como un importante instrumento para la planeación de políticas públicas, así como para la coordinación del gobierno, que permitiera la capacidad de administración y facilitara la implementación de planes, presupuestos y acciones del sector turístico.

Ruiz Massieu expresó que para reafirmar el compromiso del Presidente de la República con el turismo como actividad prioritaria, se incluyó al sector en ejercicios de planeación estratégica para impulsar el desarrollo económico y social de nuestro país.