Se ha articulado una política industrial que privilegia el incremento en la productividad, la cual se basa en cinco principales prioridades estrechamente vinculadas entre sí: Fomento industrial, Fortalecimiento del mercado interno, Promoción de la innovación, Incremento a la digitalización en las empresas y Protección de la economía familiar.

Consulta las secciones: