En este primer momento de su gestión entró de lleno en
el vertiginoso mundo de la alta dirección y la política educativa,
que lo mismo implica la concreción de convenios nacionales
e internacionales, proyectos de investigación, cargas
académicas, becas docentes, proyectos editoriales, conferencias
y la atención a esa nutrida agenda con instituciones del
sector público y privado, entre otros asuntos de importancia.
“Aquí, en la Secretaría Académica, uno aprende a toda velocidad
la gestión de esos aspectos que por obvias razones se
desconocen cuando eres docente. Porque en la academia te
dedicas a la construcción del conocimiento, a la relación con
los estudiantes y a las dinámicas con los grupos”.
La doctora Calvo López es, desde 1988, profesora-investigadora
titular C de tiempo completo en la upn Ajusco, y
su experiencia en la gestión inició cuando fue elegida en
1995 como coordinadora de la Licenciatura en Pedagogía.
Más adelante, en marzo de 2011, fue nombrada por el colegio
de profesores como coordinadora del Área Académica
Teoría Pedagógica y Formación Docente, que ejerció hasta
mayo de 2016.
En su nueva posición, ya ha identificado varias acciones
que demandan una pronta intervención para destacar la producción
académica y la imagen de la upn.
VINCULAR NUESTRO TRABAJO SOCIALMENTE
“Desde la Secretaría Académica identifico temas tan importantes
como la vinculación social del trabajo que realizamos, y las
actividades a desarrollar en el marco de agendas como la de
anuies y de los organismos y asociaciones latinoamericanas.
“Estos temas abren importantes posibilidades para pensar
en la forma de proyectar la importancia, la riqueza y la diversidad
que tienen el trabajo docente y de investigación que
realizan nuestros académicos.
“Toda esta producción e intercambio académico que ya
realizamos, me hace pensar en la Universidad hacia adentro
y hacia el exterior, y en cómo acrecentar esa vinculación con
los expertos de Latinoamérica, Iberoamérica y otras latitudes.
“Tenemos la oportunidad de desarrollar más proyectos
académicos. Apoyar los que ya existen y crear nuevos.
“Producimos sobre educación en la diversidad, educación
inclusiva, nuevas tecnologías, prácticas pedagógicas,
formación docente, evaluación, currículo… y te encuentras
con que hay mucha gente en Latinoamérica que busca a la
gente de la upn, a nuestros académicos, para articular, para
reflexionar sobre los temas que más nos preocupan porque
finalmente la ciencia que desarrollamos nos hace coincidir y
compartir un pensamiento latinoamericano.
LA GENTE UPN ES MUY VALORADA,
PERO ESO DEBE SISTEMATIZARSE
“La upn tiene grandes académicos, con trayectorias muy hechas,
gente que constantemente es invitada como profesores
visitantes. Nuestra gente es muy apreciada y valorada, pero eso
no está escrito, no está sistematizado.
“Entonces, desde mi posición de secretaria académica, ya
tengo un avance para documentar a esos profesores reconocidos,
premiados; y también a los alumnos con méritos
reconocidos.
“Por ejemplo, tenemos una gran diversidad de maestros
que trabajan en convenios muy interesantes y que buscan financiamientos
externos o compartidos. Eso te habla de momentos
distintos del académico, uno que tiene que ver con la
mejora de sus prácticas educativas, y el otro con la búsqueda
de todos los apoyos que se deriven en el mejor desarrollo de
sus investigaciones, la difusión de sus hallazgos y la atención
de sus estudiantes.
“A mí eso me liga mucho con el esfuerzo de los docentes
y su crecimiento.

DESTACAR LA RIQUEZA DE TODAS LAS ÁREAS
“Desde la secretaría académica lo que uno puede hacer es mirar
y destacar esa riqueza que tenemos en todas las áreas, y además
de trabajar para apoyar el desarrollo de la docencia y la investigación,
ocuparme sobre todo de documentar y articular eso que
ya se ha hecho y que falta que lo mostremos.
“Es igual de importante que sigamos adelante respondiendo
a las invitaciones, difundiendo las innovaciones que
son atractivas y con las que mucha gente se ha formado…
aprovechar al 100% la recientemente incorporación de colegas
que ganaron los concursos de oposición.
“Los nuevos académicos que también traen ideas muy
avanzadas, jóvenes con doctorados que si los conjuntas con
quienes tienen una trayectoria en la upn pueden logran muchos
más productos de tanta calidad como los que nuestra
casa ha obtenido a lo largo de su historia”, explicó la secretaria
académica.
CONVENIOS NACIONALES E INTERNACIONALES
Una de las áreas que atribuye más autoridad académica a la upn
está asentada en la investigación educativa y que es además el
punto fuerte de la proyección nacional e internacional de los
académicos de nuestra casa de estudios, por eso la preocupación
de la doctora Calvo López es documentar esas investigaciones.
“Todas las investigaciones están reportadas, los convenios
están en la base de datos, lo que se necesita es darles forma
para mostrarlos. Revelar hacia el exterior qué convenios tenemos
firmados a nivel nacional, qué temas abordan, qué
prácticas educativas.
“Por ejemplo, tenemos que dar a conocer qué convenio
apoya la relación entre docentes, qué convenios van hacia el
currículo, hacia las tecnologías.
“Hay una gran diversidad de convenios que yo me he encontrado
y lo que me da más gusto es que no sólo los firman
las autoridades, sino que también son los propios profesores
quienes quieren hacer sus convenios, algunos renovarlos, algunos
suscribirlos por primera vez.
RELACIONES ENTRE ACADÉMICOS
“Cada relación que un docente establece puede concretarse
con un proyecto de colaboración, por ejemplo, con la
unam, estableciendo vínculos con Filosofía y Letras, con
Economía, con Ciencias Políticas, con Psicología, por decir
las áreas afines a nivel nacional.
“A nivel internacional varios académicos trabajan con Granada,
con Murcia, etc. Y aunque estén en la misma escuela,
cada escuela es un convenio, eso nos habla de que tenemos
mucho trabajo que mostrar.
COMPARTIR CONOCIMIENTO
“A mí me parece que en estos tiempos problemáticos en lo económico
y social, lo que sin duda uno debe de explorar es la
posibilidad de compartir conocimiento y experiencia con las
universidades que así lo quieren, y son muchas las universidades
del país y del extranjero que se encuentran en ese tenor. Cada
quien tiene sus recursos, pero hay un punto donde coincides
y eso es lo valioso.
“La experiencia de muchos de nuestros académicos es
destacada y eso hay que difundirlo, platicarlo, mostrarlo.
Simplemente resaltar quiénes y en dónde están invitados
nuestros académicos, a lo largo del año.
“Yo veo cómo valoran a la Universidad otras instituciones,
nos tienen en un alto aprecio, pero a veces la upn no muestra
claramente sus indicadores.
“Por ejemplo, los Comités Interinstitucionales para la
Evaluación de la Educación Superior (ciees), cuando llegan
a la upn con lo primero que se encuentran es con
una planta docente de primera, con una biblioteca de
primera, con un servicio de tutorías muy bien armado,
con todos los servicios que da por ejemplo el Centro de
Atención a Estudiantes (cae).
“Donde los ciees empiezan a ver que nos faltan elementos
es, por ejemplo, en la formación continua para los egresados
de licenciatura. También los evaluadores piden que los
estudiantes puedan dar una opinión sobre el trabajo de sus
profesores, cosa que los alumnos de posgrado ya hacen.
“También está el asunto del rezago, tenemos 43% en
eficiencia terminal, son áreas que debemos atender: rezago,
titulación (que vamos en la media) y esos indicadores también
hacen que evalúen de una cierta manera.
SEGUIMIENTO DE EGRESADOS
“Tenemos que hablar más del seguimiento de egresados; acerca
de cómo se conectan al mercado laboral, porque son llamados
desde muchos lugares y eso te habla de un gran capital cultural
y educativo que tenemos en la upn, y que se ha puesto
en movimiento desde hace mucho tiempo, pero que nos falta
documentar.
“Ahora se está llevando a cabo una evaluación coordinada
por Margarita Rodríguez y Ángeles Valdivia, ellas están trabajando
con los egresados de diferentes licenciaturas y pronto
presentarán un avance. Volver a conectarte con los egresados
es algo complicado porque no se tiene una metodología para
conectarlos y saber dónde están, dónde trabajan, qué actividades
realizan, qué necesidades sociales atienden
“El reto es tener bases comunes, en particular, de algunas
actividades como la investigación, y todas las áreas hacen
investigación y cada una tiene una forma diferente de regularla.
“Y si somos una misma Universidad me parece que debemos
tener principios comunes para el fomento y desarrollo
de la investigación, y para eso hay que trabajar con los colegiados,
con los comités de investigación, con los coordinadores
de áreas
“Estamos haciendo investigación, lo que pasa es que hay
que presentar toda esa producción de una forma más ordenada,
con toda su concepción, organización, protocolo, seguimiento
y resultados”, finalizó la secretaria académica de la upn.