Ciudad de México, a 22 de diciembre de 2016 (CONADE).- Parte fundamental de las instalaciones de Villas Tlalpan, es la alberca semiolímpica de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), misma que juega un papel primordial en la rehabilitación de los atletas. 

La alberca cuenta con cinco carriles de 25 metros de largo, su profundidad es de 1.65 metros, tiene una temperatura de 29 grados centígrados y hacen uso de ella diariamente alrededor de 40 deportistas de alto rendimiento, ya sea con fines de rehabilitación, preparación o simple relajamiento.

Rogelio Valdez Mendoza, subdirector de Estancias Deportivas de la CONADE, explicó que dichas instalaciones son utilizadas por atletas de deporte adaptado y convencional, esto como parte de programas diseñados para su rehabilitación.

Tal ha sido el caso de los atletas paralímpicos Lenia Ruvalcaba y Eduardo Ávila, así como de los clavadistas Rommel Pacheco y Paola Espinosa, además de Kenia Lechuga, quien ganó medalla de oro en el Campeonato Mundial de Remo.

Las instalaciones de la alberca de la CONADE, también son utilizadas con previa solicitud por deportistas de diferentes universidades, tales como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), esto cuando llegan a concentrarse en el albergue de Tlalpan.

Fue a finales del 2015, que se desarrolló un proyecto en asociación con el área de medicina de la CONADE, con el objetivo de que la alberca fuera utilizada para la rehabilitación de los deportistas; cuenta con regaderas, vestidores y lockers para el resguardo de las pertenencias de los usuarios durante su estancia.

Aledañas al lugar, se encuentran las áreas de nutrición, psicología, un consultorio médico y un salvavidas, a fin de que los deportistas cuenten con las mejores condiciones para su recuperación y preparación. Valdez Mendoza señala que todos los deportistas que están hospedados en Villas Tlalpan tienen derecho a hacer uso de la alberca.

Adelantó que existe un proyecto que actualmente se estudia en la institución, con la finalidad de adquirir equipo de rehabilitación que sería instalado dentro de la alberca, como bicicletas fijas y caminadoras, además de incrementar el número de rampas para obtener mejores resultados en la rehabilitación de los atletas.

De ser aprobado dicho proyecto, para el próximo año podría empezar a ser utilizado por los usuarios del albergue. “Actualmente cuenta con una rampa por donde se baja a los atletas de deporte adaptado, aunque se piensa colocar otros aparatos para quienes entran a la alberca como parte de alguna rehabilitación”.

El horario de funcionamiento de la alberca es de siete de la mañana a siete de la noche de lunes a domingo. Este es uno de los inmuebles que conforman a la CONADE, la cual, refrenda su compromiso con el deporte nacional, sumando acciones cada día para impulsar a los atletas de nuestro país.