La Reforma en Telecomunicaciones, que entró en vigor el 14 de julio de 2014, trajo beneficios en el bolsillo de los mexicanos, así como en el sector de las telecomunicaciones en el país, ya que permitió desaparecer los cobros en larga distancia en la telefonía, mientras que se duplicó el uso del internet móvil.

Los ahorros para los usuarios por costos en la telefonía móvil suma 20 mil millones de pesos por concepto de larga distancia, ante una disminución del 16 por ciento por este concepto. Ello generó, además, una competencia entre las empresas existentes, lo cual atrajo capitales extranjeros para invertir en el mercado mexicano.

Tal situación se tradujo en que las comunicaciones entre los países del Norte y México fueran prácticamente llamadas locales.

En materia de internet móvil, nuestro país pasó de un lugar muy rezagado en Latinoamérica, a ocupar un segundo lugar, al duplicar su uso y pasar de 20 a 40 habitantes por cada 100. Adicionalmente, hay mayor facilidad para ingresar a las telecomunicaciones.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) nuestro país brincó del lugar número 84 del mundo al cuarto en materia de telecomunicaciones.

Ello generó un flujo de inversiones en el sector. Y esto ha hecho que los prestadores del servicio volteen a ver al ciudadano como el centro fundamental de las inversiones.

Aunado a ello, está el programa de México Conectado, mediante el cual se dota de internet gratuito a sitios públicos, entre ellos, escuelas primarias, secundarias, preparatorias, bibliotecas, hospitales, clínicas, entre otros.

Se trata de darle a los estudiantes de escuelas públicas internet gratuito, mediante el cual pueden tener acceso al conocimiento universal que hasta hace poco no tenían.

Por ello, para el 31 de diciembre de este año habrá 100 mil sitios conectados, y al final de esta administración se contarán con 250 mil, en beneficio de estudiantes y profesionistas.

 

--o0o--

COMUNICADO-593-2015