La Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), es uno de los programas tecnológicos sociales más amplios del mundo, ya que es un modelo único por su nivel de inclusión. Esta transición a la digitalización de las señales televisivas trae un impacto positivo en los hogares de las familias de menores recursos.

Los beneficiarios de este programa han recibido una televisión digital que representa un ahorro del 60% de energía eléctrica, el cual se verá reflejado inmediatamente en su recibo de luz. 

La SCT reafirmó el compromiso de culminar el 20 de diciembre la entrega de los 9.7 millones de televisores digitales a nivel nacional. 

A partir de ahora se contará con alta calidad en sonido e imagen, así como una programación más diversa, ya que por cada señal digital caben 6 canales televisivos. Esto, gracias a la liberación de la banda de 700 MHz, que brinda las condiciones adecuadas para tener una señal eficiente de internet y telefonía móvil en todos los rincones del país. 

El servicio seguirá siendo totalmente gratuito y en beneficio de todos los mexicanos.