El 26 de marzo del presente la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre la presencia de un brote de Enfermedad por Virus del Ébola en Guinea, con 86 casos sospechosos, de los cuales, once habían sido confirmados mediante PCR por el Instituto Pasteur de Lyon (Francia) y Dakar (Senegal), y por el Instituto de Medicina Tropical Bernhard-Nocht de Hamburgo (Alemania). El número de defunciones notificadas fue de 62 (tasa de letalidad del 72%). Entre los fallecidos había cuatro profesionales sanitarios. Los casos fueron personas residentes de los distritos del sudeste del país: Guékédou, Macenta y Kissidougou. Asimismo se investigaba sobre casos notificados en Liberia y Sierra Leona, a lo largo de la frontera con Guinea.