El abuso del alcohol y el alcoholismo han cobrado gran importancia en las últimas décadas debido a sus consecuencias sociales y sanitarias. A nivel mundial el consumo de alcohol (OMS, 2011):

  • Provoca 2 millones 500 mil muertes cada año en todo  el mundo
  • Se relaciona con las causas de muertes cada de 320 mil jóvenes de entre 15 y 29 años de edad, lo que representa 9 % de las defunciones en ese grupo de edad.
  • Ocupar el tercer lugar ente los factores de riesgo de la carga mundial de morbilidad.
  • Está relacionado con problemas de índole social y del desarrollo, en particular la violencia, el descuido y maltrato de menores y el  ausentismo laboral

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones 2011, la proporción de personas adultas entre los 18 y 65 años que reportaron consumir alcohol en nuestro país se ha incrementado. Esta misma tendencia se observa en la población adolescente de entre 12 y 17 años de edad, con más bebedores, tanto hombres como mujeres. Cabe destacar que si bien el uso de alcohol es mayor entre los adultos que entre los adolescentes, en esta población, del año 2002 al 2011 se ha registrado un aumento significativo, ya que la prevalencia de consumo “alguna vez en la vida” pasó de 72% a 77.1% y la prevalencia “en el último mes” se incrementó notablemente, de 22.2% a 35%.