La complejidad del VIH y SIDA y su carácter excepcional, debido a los estigmas que los acompañan, verdadero obstáculo a las labores de prevención, hacen que el modo en que los mencionamos, describimos o concebimos sea un factor determinante para responder efi cazmente a la pandemia.

Por esta razón, la UNESCO elaboró las Recomendaciones sobre la terminología y la redacción del material relativo al VIH y al SIDA. La UNESCO y sus asociados estimaron que estas Recomendaciones podían contribuir a armonizar la terminología y las defi niciones utilizadas, Haciendo de ellos un uso que responda a una forma global e integradora de abordar la epidemia, sensible a las necesidades e inquietudes de todas la población, pero centrada sobre todo en los más vulnerables