Introducción.

Las dislipidemias son un conjunto de enfermedades asintomáticas resultantes de la existencia de concentraciones anormales de las lipoproteínas sanguíneas. Son detectadas midiendo la concentración sanguínea de los lípidos que transportan las lipoproteínas. Es decir, por valores anormales de colesterol, triglicéridos y/o colesterol
HDL. El diagnóstico y tratamiento de las dislipidemias deben ser de interés para todo médico,ya que son el factor de riesgo cardiovascular modificable más frecuente.
Su escrutinio debe formar parte de toda evaluación de la salud. Su búsqueda intencionada y tratamiento es una estrategia útil y costo-efectiva en la prevención de la morbilidad cardiovascular.
El término “dislipidemias” incluye un grupo heterogéneo de condiciones asociadas con una amplia gama deriesgo cardiovascular. La heterogeneidad de las dislipidemias obliga a diagnosticar la etiología de la anormalidad;las implicaciones pronósticas de las concentraciones de los lípidos sanguíneos estarán moduladas por la causa que las
originó. 
Su identificación aporta información útil ya que algunas dislipidemias primarias se asocian con otras patologías
cuya búsqueda se vuelve obligada (como sucede con la hiperlipidemia familiar combinada y la diabetes).
En resumen, el estudio de una dislipidemia es un ejercicio clínico simple, que tiene retos (comunes a muchas
áreas de la medicina interna), pero que realizado en forma estructurada aporta información útil sobre el pronóstico y el tratamiento.