La resolución AG/RES/40/212, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de fecha 17 de diciembre de 1985, invita a los gobiernos a celebrar todos los años, el día 5 de diciembre, como el Día Internacional de los Voluntarios para el Desarrollo Económico y Social. Desde entonces, la importancia de esta celebración ha ido en aumento, ya que de 69 países que la organizaron en 1996 pasó a 125 en 2003.
Acorde con su responsabilidad global, el Gobierno de la República reconoce, alienta y estimula la generosidad, dedicación y entrega de las organizaciones de voluntarios y voluntarios que ayudan a construir una sociedad incluyente y más justa.
Asimismo, tomó la decisión de entregar el Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria, con lo cual contribuye crear una mayor toma de conciencia sobre el poder de los voluntarios, muchos de los cuales prestan sus servicios a costa de considerables sacrificios personales.