1. Usa jabón, de preferencia líquido, si no tienes utiliza jabón de pasta en trozos pequeños
  2. Talla enérgicamente las palmas, el dorso y entre los dedos 
  3. Lávalas por lo menos 20 segundos sin olvidar la muñeca
  4. Enjuaga completamente
  5. Seca las manos con papel desechable
  6. Cierra la llave del agua y abre la puerta del baño con el mismo papel, después tíralo en el bote de la basura