En México, la epidemia de VIH en México se encuentra concentrada en la población de hombres que tienen sexo con hombres (HSH), personas que realizan trabajo sexual y personas que usan drogas inyectables; y la principal forma de transmisión del VIH es la sexual (CENSIDA 2011a). De acuerdo a diferentes estudios entre 1991 a 2005, se han estimado sero-prevalencias de VIH en la población HSH en un rango de 10% a 15%, comparado con la estimación más reciente de ONUSIDA de población general entre 15 y 49 años de 0.22% a 0.33%. (Magis, Loo y Santarriaga 1997; Gayet, Magis et al. 2007; CENSIDA 2011b). Las cifras más recientes, de la línea de base de la evaluación del proyecto del Fondo Mundial, ubican la prevalencia de VIH entre HSH en 16.99%, con variaciones importantes entre regiones; estas cifras se obtuvieron a través de una prueba rápida.