Con una epidemia focalizada, en México se ha estimado que alrededor de 175 mil personas viven con VIH. Debido a que la principal vía de transmisión documentada es la sexual, desde el inicio de la epidemia se hasn desarrollado estraregias específicas enfocadas en la prevención en el comercio sexual, que por el mayor número promedio de intercambios sexuales, incrementa el riesgo para las trabajadoras sexuales. En esta población, se han documentado prevalencias relativamente bajas, aunque estudios recientes han mostrado incermentos preocupantes. Por otra parte, entre las mujeres trans, con una elevada participación en el comercio sexual, se han identificado prevalencias elevadas, mayores a las observadas entre HSH.