La necesidad de avanzar hacia la igualdad de oportunidades y el respeto del derecho a la protección de la salud considerando las diferencias biológicas entre mujeres y hombres, así como las desigualdades sociales derivadas del sistema tradicional de género, apuntalan la importancia de incorporar la Perspectiva de Género (PdeG) en la atención de la salud y la pertinencia de contar con una herramienta que facilite el proceso. Esta consideración llevó a la tarea de elaborar esta “Guía para la incorporación de la perspectiva de género en programas de salud”.

Aun cuando se han publicado diferentes guías y manuales sobre la incorporación del enfoque de género en la salud, era necesario aportar algunos lineamientos prácticos sobre cómo hacerlo en las acciones de promoción de la salud, la prevención y la atención en los servicios de salud. Si bien, esta guía contiene varios lineamientos prácticos que responden a esa necesidad, su uso y beneficio será enriquecido por quienes la pongan en práctica y, a partir de ello, encuentren y propongan otras maneras de avanzar hacia la igualdad de género en la salud.

Ver Guía para la Incorporación de la Perspectiva de Género en Programas de Salud