El Doctor Eruviel Ávila Villegas, Gobernador Constitucional del Estado de México, ha hecho énfasis
en que la continuidad debe ser un principio básico para asegurar el cumplimiento de los objetivos
institucionales, que garanticen un sistema de salud eficiente, no sólo de atención médica de los padecimientos y enfermedades, sino debe constituir un instrumento de prevención y detección oportuna que fomente estilos de vida saludables; tales características incrementan inequívocamente la calidad de vida de la sociedad mexiquense.
La entidad ha logrado avances considerables en la infraestructura en salud, en fortalecer los planteles educativos y la construcción y rehabilitación de vías de comunicación que facilitan el acceso a las unidades médicas, sin embargo hoy día, existe un problema más relevante, que es la nutrición; la ingesta de una dieta de ficiente en micronutrientes y rica en alimentos con alto aporte calórico y graso, con lleva a un gran sector de la población mexiquense, en sus diversos grupos etarios, al incremento de peso llevándolos del sobrepeso a la obesidad, aunado a éstos, la inactividad física incrementa los factores de riesgo de padecimientos de enfermedades crónicas no transmisibles, tales como la diabetes.
La política integral de salud estatal debe responder a la cambiante realidad epidemiológica, donde
las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), como los padecimientos cardiovasculares, los
diferentes tipos de cáncer, la diabetes, así como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica,
ocasionan alrededor de dos de cada tres muertes en la entidad; además de ocasionar defunciones
prematuras, estas enfermedades dan lugar a complicaciones y discapacidades, limitan la productividad y requieren de tratamientos costosos.
Esta política estatal estará basada en la promoción y prevención del cuidado de la salud, donde la educación en salud, la detección de factores de riesgo y el acceso a los servicios de salud, juegan un papel determinante.