El consumo del tabaco de nuestro país constituya un problema de salud pública que tiene alta prevalencia, donde se ven afectados con frecuencia, grupos vulnerables para iniciarse y generar adicción, como los niños, jóvenes, mujeres. Además, el tabaquismo favorece el inicio y las complicaciones de padecimientos como sobrepeso, obesidad, hipertensión, diabetes mellitus.

 

La nicotina, sustancia adictiva contenida en el tabaco, no es la única sustancia dañina para el organismo; en el cigarro, además de la nicotina, se encuentran más de 4000 sustancias, 400 de ellas son muy tóxicas, 45 son cancerígenas, esto explica por qué en 50% de los fumadores causa muerte prematura, en el riesgo incrementa más de 10 veces su riesgo de presentar cáncer en general y se asocia a más de 25 enfermedades.