El juego patológico constituye actualmente un problema de salud mental al que se asocia un gran número de complicaciones personales, familiares y sociales. En nuestro país, aun cuando no existen datos de prevalencia a nivel nacional, se han identificado casos de este trastorno, especialmente en las zonas norte y centro de la República. Es por ello que la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) y en coordinación con el Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones (CENADIC), ha iniciado acciones dirigidas a la atención de este trastorno.

Por lo anterior, y como primer paso, la CONADIC convocó a la integración de un Grupo Interinstitucional para la Prevención y la Atención del Juego Patológico en México. Este grupo está conformado por representantes de instituciones de orden público, social y privado, y su propósito es proponer recomendaciones que, a mediano y largo plazo, apoyarán el desarrollo de modelos y programas de prevención, detección temprana, tratamiento y rehabilitación del juego patológico en nuestro país.

Del trabajo de este grupo interinstitucional surgió el presente documento titulado Consideraciones generales hacia la prevención y la atención del juego patológico en México, cuyo objetivo es lograr una primera aproximación al planteamiento de estrategias integrales para la atención de este problema de salud, derivadas tanto de la evidencia internacional, como de la identificación de nuestras necesidades particulares, por ejemplo, la falta de información disponible. Asimismo este documento representa un primer eslabón en la definición de las políticas públicas encaminadas a la prevención y la atención de este trastorno en el marco de un trabajo multidisciplinario.

Cabe señalar que el desarrollo, la implementación, la evaluación y el seguimiento, tanto de las recomendaciones aquí vertidas, como de los compromisos asumidos por las instituciones, requiere de la coordinación entre los sectores involucrados. Además, es importante destacar que en un mediano plazo estas acciones también podrán implementarse en las Entidades Federativas bajo la rectoría de los Consejos Estatales contra las Adicciones.