Se recomienda cuidar los dientes del bebé antes de que erupcionen:
Desde que erupciona el primer diente del niño(a) se limpia la encía, el diente y la lengua suavemente con una gasa o tela húmeda o con un cepillo dental suave, esto quitará la placa bacteriana que se haya formado.
En los niños(as) de 1 a 3 años el aseo bucal se debe realizar después de cada alimento con cepillo pequeño de cerdas suaves y humedecido, con o sin pasta dental.
A partir de los 4 años de edad el aseo bucal se debe realizar con cepillo y pasta dental después de cada
alimento.