La prevención es la clave para conservar su salud y la de su familia. Acuda a visitar al dentista cada seis meses aunque no tenga ninguna molestia.