El virus del Ébola causa una enfermedad aguda grave, que puede llegar a ser fatal.