dge v4jpg

MISIÓN: Dirigir la vigilancia epidemiológica y fortalecer la red de colaboradores nacional e internacional para proveer de información y conocimientos de calidad que sustenten las políticas públicas en beneficio de la salud de la población.

VISIÓN: Ser la institución líder, estratégica y de excelencia en la vigilancia epidemiológica, en el ámbito nacional e internacional, para contribuir a la salud y desarrollo de los mexicanos.

VALORES:

Honestidad: El personal de la Dirección General de Epidemiología no usará su cargo para obtener algún provecho o ventaja personal a favor de terceros, ni buscará o aceptará compensaciones o prestaciones que puedan comprometer su desempeño.
Mantener un estricto principio de honestidad y la aplicación del sentido común en todas las actividades que realice de acuerdo con el perfil de su puesto, así como en cualquier otra parte se les haya asignado.

La participación en sociedades, academias o colegios serán exclusivamente a título personal, debiendo salvaguardar el buen nombre e imagen de la Dirección General de Epidemiología y de la Secretaría de Salud.

Integridad:  La conducta en el actuar y hablar del personal de la Dirección General de Epidemiología debe ser honesta y digna de credibilidad fomentando una cultura de confianza y verdad.

Calidad:  Se refiere al grado en que un conjunto de características cumple con todos los requisitos que se han fijado para el logro de las metas institucionales, es el compromiso formal del personal de la Dirección General de Epidemiología realizar el trabajo en forma correcta de primera vez y es asegurar que la conducta y actuación fuera del ámbito laboral sea un reflejo de la cultura propia.

Respeto: Considerar sin excepción alguna la dignidad de la persona humana, los derechos y las libertades que le son inherentes, siempre con trato digno, cortés cordial, tolerante y atento. Debe ser un valor permanente de la conducta para todos los integrantes de la Dirección General de Epidemiología. Debe establecerse una sana relación mutuamente respetuosa con todo el personal, de manera que se genere un sano ambiente laboral.

El trato con toda persona dentro o fuera del ámbito laboral debe ser digno y considerado, en independencia de edad, género, condición sociocultural, idioma, religión preferencia sexual, discapacidad, filiación política, convicciones personales y morales o de cualquier diferencia de otra índole.

Disciplina: Es cumplir con los ordenamientos de la institución con buena disposición y calidad de servicio, actuar en consecuencia a los objetivos de la Dirección General de Epidemiología, ser consistente en el proceder cotidiano y realizar un seguimiento responsable desde el inicio y hasta el final de las actividades.

Transparencia y Rendición de Cuentas: Implica que los integrantes de la Dirección General de Epidemiología se guiarán por los criterios, instrumentos y mecanismos estandarizados, haciendo uso responsable y claro de los recursos públicos, eliminando cualquier discrecionalidad indebida en su aplicación, asumiendo plenamente ante la sociedad, la responsabilidad de desempeñar sus funciones en forma adecuada y sujetarse a la evaluación de la propia sociedad. Asimismo, los servidores públicos deben permitir y garantizar el acceso a la información gubernamental, sin más límite que el que imponga el interés público y los derechos de privacidad de los particulares de la propia sociedad.

Trabajo en Equipo: Todo el personal de la Dirección General de Epidemiología debe coordinar e integrar esfuerzos para lograr los objetivos y metas establecidas, mediante el respeto, diálogo, equidad y autonomía, trabajando de forma colaborativa, organizada y productiva, mostrando disposición a escuchar ideas nuevas y diferentes.

Responsabilidad: El personal de la Dirección General de Epidemiología debe cumplir con los compromisos establecidos y con las funciones respectivas al cargo que se ocupa, respondiendo de manera íntegra y honrada a ellos, así como asumir las consecuencias de su incumplimiento.

Competencia Técnica: Es elegir el camino más sencillo y correcto basándonos en los hechos y la razón con la actitud de cuestionamiento y superación permanente, con el deseo de aprender de la propia experiencia así como de los compañeros y con la disposición de compartir conocimientos.