Jon Orcutt, consultor internacional en Seguridad Vial, quien elaboró el Plan de Acción de la Visión Cero de seguridad vial para el actual alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y exdirector de Política en la Secretaría de Transporte de la ciudad de Nueva York de 2007 a 2014, ofreció el taller “Mejores prácticas de recopilación de datos para la seguridad vial” el pasado 10 de septiembre de 2014 en instalaciones de la Secretaría de Salud.

El consultor internacional ofreció asesoría sobre la metodología y las tecnologías para la recopilación de datos; su análisis y difusión, así como la colaboración intersecretarial entre las dependencias involucradas, enfocadas en una visión de cero muertes a causa de incidentes de tránsito.

Aseveró que anteriormente se pensaba que no era posible controlar el comportamiento de las personas en las vías, sin embargo, destacó que esto es posible a través de cambios en la infraestructura, que tienen por objetivo motivar el uso de transporte sustentable entre la población pero, principalmente, de proteger las vidas de todos los usuarios de las vías, especialmente de los peatones y los ciclistas, ya que ellos son los más vulnerables.

Expuso que es necesario contar con datos que nos permitan conocer la situación previa y posterior al mejoramiento de la infraestructura vial para verificar la efectividad de las acciones implementadas y hacer las adecuaciones que cada uno de los puntos intervenidos requiera.

Mencionó casos específicos aplicados en la ciudad de Nueva York, como la reducción de carriles en vías muy amplias, lo que permite la inserción de ciclovías separadas del tránsito y cruces peatonales más cortos, además de la implementación de cámaras en los semáforos que multen a quienes no los respeten.

Dichas acciones, dijo, han permitido una reducción dramática en el número de muertos a causa de incidentes de tránsito en la ciudad de Nueva York de 63%, desde 1990 a 2009, con una tendencia a la baja.

Aseguró que en cualquier ciudad existe descontento de algunos sectores cuando se reducen los espacios para el tránsito de vehículos motorizados y se obliga a los conductores a disminuir la velocidad, aun así, es necesario tomar acciones en este sentido, con el objetivo de brindar mayor seguridad a los usuarios de las vías y fomentar el uso de transporte sustentable.

Al taller, organizado de manera conjunta por el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes y el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo, asistieron integrantes de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; los Servicios de Salud del Distrito Federal; la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal; el Observatorio de Lesiones del Distrito Federal; el Instituto de Geografía de la UNAM, la Fundación Entornos, así como del Centro de Experimentación y Seguridad Vial México.