En la actualidad, toda persona está expuesta a sufrir un accidente o una enfermedad súbita que puede amenazar su vida o su estado de salud, es por esta razón que el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA), con la participación de los Consejos Estatales para la Prevención de Accidentes y mediante la apli-cación de la Norma Oficial Mexicana 034-SSA3-2013, promueve la implementación del modelo de atención prehospitalaria y recomienda trabajar en los siguientes aspectos:

1. Impulsar la participación de la sociedad civil como primer respondiente, esto es parte fundamental, debido a que el tiempo que transcurre entre la urgencia médica y el tratamiento médico inicial es de vital importancia.

La capacitación de la sociedad civil, es una parte importante dentro del modelo de atención prehospitalaria de Urgencias Médicas, debido a que el tiempo que transcurre entre el accidente y el tratamiento médico inicial es de vital importancia.

Una persona común, regularmente es el primer contacto con un lesionado, por lo que se le reconoce como un componente esencial en el manejo inicial del lesionado si está capacitado como primer respondiente para la realización de las siguientes acciones:

a) Reconocer una urgencia verdadera y conocer el número telefónico para solicitar ayuda especializada;
b) Iniciar apoyo básico de sobrevivencia.

¿Qué es el primer respondiente?

El primer respondiente se define en la NOM-034-SSA3-2013 como la persona capacitada en los temas de primeros auxilios, para coadyuvar en la prestación de servicios de atención médica prehospitalaria; para proporcionar los primeros auxilios a la persona que presenta una alteración en su estado de salud o en su integridad física, mediante soporte básico de vida y que en caso necesario, solicita el tipo de apoyo requerido al CRUM, su equivalente operativo en el área geográfica que se trate o cualquier institución de salud.1

En la mayoría de las ocasiones, las primeras personas en acudir al lugar del siniestro (peatones, policías, por ejemplo), no cuentan con los conocimientos necesarios para la atención inmediata de urgencias médicas para poder asistir a la víctima los primeros minutos del accidente, limitando así las complicaciones y discapacidades que representa no actuar de forma adecuada.

El STCONAPRA tiene como estrategia 5.1 de su programa de acción específico en Seguridad Vial capacitar a la población como primer respondiente en primeros auxilios a lo largo del territorio nacional, de manera sistemática y permanente.

¿Dónde me capacito como primer respondiente en primeros auxilios?

La Secretaría de Salud de cada entidad federativa, Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes del responsable del programa de acción en Seguridad Vial, organiza periódicamente los cursos en primer respondiente en primeros auxilios.

Manual de primeros respondientes en primeros auxilios.

NOM-034-SSA3-2013 Regulación de los servicios de salud. Atención médica prehospitalaria. Disponible en: http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5361072&fecha=23/09/2014. Consultada 25 de noviembre de 2014.

2. Promover el uso de un medio de comunicación para solicitar auxilio, a través de un número telefónico único, gratuito de tres dígitos directo (066) y en comunidades que no cuentan con servicio telefónico, promover otro tipo de procedimiento de radiocomunicación, como el uso de Radio VHF, UHF u otros.Ver más

Teléfono único de urgencia.

El teléfono es el medio para solicitar atención médica de un accidentado o padecimiento crónico agudizado, se ha discutido que éste servicio debe ser gratuito y que asigne un número único formado de tres dígitos, de fácil memorización,

En el año de 1999. el comisionado del área general de ingeniería y tecnología, de la comisión federal de telecomunicaciones, con fundamento en el artículo 41 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y el capítulo 3.9 del Plan Nacional de Desarrollo, autoriza a la Secretaria de Gobernación, la utilización del código especial “066” (sistema nacional de atención a emergencias de la ciudadanía); para que la comunidad disponga de un servicio integral y pueda solicitar auxilio en los rubros de seguridad pública, protección civil y de apoyo a la misma población en cualquier tipo de emergencia, actualmente algunas entidades federativas se encuentran utilizando éste número en su Centro Regulador de Urgencias Médicas.

En la séptima reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública celebrada el l9 de Agosto de l999, se emitió el acuerdo CNSP 69/99 por el que se exhorta a los gobiernos de las Entidades Federativas a continuar con la instalación del Servicio Telefónico Nacional de Emergencia (066), en todo el País, con la finalidad de dar cumplimiento al Artículo 48 de la Ley General que establece las Bases de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La Cruz Roja Mexicana cuenta con el número 065 de aplicación nacional que puede ser utilizado por otras instituciones que cuenten con la infraestructura telefónica para su funcionamiento.

En las comunidades que no cuentan con este servicio es necesario establecer otro tipo de comunicación como el uso de radio con frecuencias de acuerdo a sus necesidades.

3. Asignar al Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) como la instancia técnico- médico- administrativa, responsabilidad de la Secretaría de Salud Estatal, la coordinación logística y operativa, así como la secuencia de las actividades específicas para la atención prehospitalaria, en el sitio del evento crítico, durante el traslado y durante el proceso de entrega-recepción en el establecimiento designado para la atención médica.

El Centro Regulador de Urgencias Médicas

Es la instancia técnico-médico-administrativa, responsabilidad de la Secretaría de Salud Estatal o del Gobierno del Distrito Federal, en su caso, que establece la secuencia de las actividades específicas para la atención prehospitalaria, en el sitio del evento crítico, el traslado y la recepción en el establecimiento para la atención médica designada, con la finalidad de brindar atención médica oportuna y especializada las 24 horas del día, los 365 días del año. El número de CRUM’s que deba haber en una entidad federativa, estará determinado por las características geopoblacionales en forma local.

El Centro Regulador de Urgencias Médicas sirve como base para organizar, estandarizar, categorizar, proporcionar y evaluar la atención médica de urgencia con equidad y calidad, asumida por los profesionales de la salud y que sea coordinado por la Secretaria de Salud o Servicios Estatales de Salud de los gobiernos de las entidades federativas.

• El Centro Regulador debe contar con área física dividida en:
• Área de comunicaciones. 
• Área administrativa y archivo, 
• Área de almacén y oficinas. 
• Área de descanso. 
• Área de sanitarios.
• Área común.

El Centro Regulador debe contar con un sistema de comunicación que le permita el enlace con servicios de emergencia, unidades médicas (fijas y móviles) el cual debe ser como mínimo: VHF, UHF, 800 MHZ, telefonía y otros.

Con un sistema de cómputo con la capacidad de registro, procesamiento, almacenamiento, transmisión y recepción de datos.

El responsable del Centro Regulador debe de ser médico general, preferentemente especialista, con cursos afines a urgencias, emergencias médicas y desastres.

• Médico Regulador (médico general con preparación afín).
• Técnico regulador (Personal profesional técnico en urgencias o emergencias médicas).
• Personal administrativo.
• Los procedimientos mínimos necesarios requeridos en la operación son los siguientes:
• Entrega- recepción del CRUM.
• Disponibilidad de recursos hospitalarios y prehospitalaria por turno.
• Recepción y registro de solicitud de servicio.
• Atención de urgencias, contingencias y desastres.
• Referencia y contra referencia entre unidades médicas.
• Recepción y registro de los formatos de atención prehospitalaria.

Manuales:

• Manuales administrativos
• Manual de organización.
• Manual de normas y políticas.
• Manual de procedimientos.
• Manual de procesos.
• Formato de registro y Manual de llenado de la atención prehospitalaria
• Manual de la custodia de los bienes perteneciente a la víctima

Evaluación
• Gerencial (Estrategias y toma de decisiones).
• Construcción de indicadores de proceso, impacto y resultados
• Tasa de mortalidad general, de las diez primeras causas, por grupos de edad y sexo.
• Tasa de mortalidad por accidentes, por grupos de edad, sexo y lugar de ocurrencia.
• Incidencia de morbilidad en accidentes, por grupos de edad, sexo, lugar de ocurrencia y sitio anatómico.
• Principales motivos de referencia.
• Principales motivos de rechazo en la recepción.

Observatorio

4. Promover y participar en la coordinación para equipar las unidades móviles de acuerdo al Proyecto de NOM –034-SSA3-2013, Regulación de los servicios de salud. Atención prehospitalaria de urgencias médicas, misma que establece los requisitos y características mínimas que deben tener las unidades móviles de aten-ción médica tipo ambulancia, de urgencia, cuidados intensivos y traslado o transporte (terrestre, aérea y marítima).

5. Promover la estrecha correlación entre el área prehospitalaria y la hospitalaria, para determinar la capacidad instalada y recursos existentes de las instituciones públicas, sociales y privadas para la atención de la urgencia médica.

Capacidad instalada y recursos existentes.

Determinar la capacidad instalada de las instituciones públicas, sociales y privadas mediante censos nacionales, estatales y municipales de recursos existentes para la atención de las urgencias médicas, a fin de proponer la regionalización funcional y definir niveles de atención.

6. Acorde con lo que establece la NOM 034 SSA3- 2013, el personal de urgencias a bordo de una ambulancia se debe capacitar y actualizar para ser certificado como Técnico en Urgencias Médicas, ya sea por competencias profesionales o por experiencia operativa.

El personal que presta sus servicios a bordo de una ambulancia con varios años de experiencia, se debe capacitar y/o actualizar, para ser catalogado como técnico en urgencias médicas por experiencia laboral.

El técnico en urgencias médicas por competencia Profesional.- Es el profesional que cuenta con un perfil concreto de aptitudes que le permiten un desempeño preciso, relevante socialmente y para su propio desarrollo; se le considera un conjunto de atributos –saber, saber hacer, saber ser, saber convivir- para tomar decisiones, mediante juicios bien informados, para desempeñar una función, una actividad o una tarea, en cualquier condición, en armonía con el contexto y la cultura.

Actualmente existe la figura del Técnico en Urgencias Médicas por competencia Profesional, cuyo reconocimiento es otorgado por Universidades tecnológicas e instituciones educativas formales en nuestro país. Sin embargo, queda un grupo de personas que ejercen funciones de Técnicos en Urgencias Médicas y que presta sus servicios a bordo de ambulancias (principalmente como voluntarios), y que carecen de formación educativa formal. El STCONAPRA está realizando las gestiones necesarias para para llevar a cabo la profesionalización de este grupo, que permita integrarlo al perfil profesional mínimo requerido en la NOM-034-SSA3-2013.