num 200/ México, D.F.

El secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, afirmó que es urgente un uso sustentable de los recursos naturales (tierra-agua) y la reducción gradual en las mermas de postproducción en el manejo de productos agroalimentarios, ante los nuevos desafíos climáticos y de mercado global en la producción de alimentos.


En su intervención, enfatizó que “en esta administración estamos listos para emprender la reforma más importante para el campo, la reforma de reformas: el cambio de mentalidad de nuestro pueblo para generar una nueva visión de grandeza del campo de México”.


En el marco de la inauguración del XIII Foro de Expectativas del Sector Agroalimentario, el titular de la SAGARPA citó que en esta nueva realidad en la producción de un kilo de carne se requieren 15 mil 500 litros de agua y 900 litros para un kilo de maíz, de ahí el reto y la urgencia de tomar medidas preventivas para un uso eficiente del vital líquido.


Subrayó que datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) muestran que el mal manejo de la postproducción produce mermar de entre 30 y 45 por ciento, siendo las principales deficiencias el manejo de productos agropecuarios en almacenamiento y transporte.


Ante investigadores, especialistas, académicos, productores y agroindustriales  representantes de varias partes del mundo, así como legisladores y autoridades de los tres niveles de gobierno, el secretario Enrique Martínez y Martínez señaló que “seguramente podremos incrementar la oferta de alimentos minimizando las mermas en las diferentes etapas de la cadena productiva agroalimentaria”.


Convocó a los presentes a trabajar en las mesas temáticas de este foro, a efecto de enriquecer las propuestas para los cinco ejes del Plan Nacional de Desarrollo, el cual no será nada más el resultado de una agrupación de opiniones y propuestas, sino un nuevo orden en la manera de gobernar y aprovechar el potencial natural y humano con que cuenta el país.


Explicó que uno de cada cuatro mexicanos viven en zonas rurales y el 14 por ciento de los trabajadores se dedica a las actividades agrícolas, pecuarias y pesqueras; en un patrón mundial, indicó, en 1990, la edad promedio del productor era de 40 años, en el 2012, el promedio es de 52 años y no hay generación humana que tome el relevo.


Ante este fenómeno social y laboral en México y el mundo, la feminización del trabajo agropecuario debe orientar una nueva oferta de políticas públicas, e indicó que tenemos una brecha entre el campo altamente tecnificado del norte y profundamente atomizado en el sur, “una fenómeno bipolar a contrarrestar”, mencionó.


Informó que por primera vez en la historia del país, a través del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) y el SIAP, se cuenta con un nuevo sistema tecnológico de navegación por medio de aeronaves no tripuladas para el monitoreo de la producción del campo y de los mares mexicanos, así como la evaluación de las afectaciones a la superficie y actualización de padrones de cultivos.


Precisó que la administración del Presidente Enrique Peña Nieto tiene muy claro no sólo el panorama actual, sino también las rutas que debemos seguir para alcanzar la meta fijada: dar un nuevo rostro al campo mexicano, a través de ocho pilares.


Éstos, agregó, enfocados a incorporar a pequeños productores a nuevos esquemas de asociatividad productiva; integración competitiva de insumos; financiamiento, prevención y manejo de riesgos; impulso a la investigación aplicada; desarrollo de proyectos estratégicos, fortalecer sanidad, y planeación política comercial.


En su intervención, el ministro de Agricultura de Canadá, Gerry Ritz, adelantó que en materia agroalimentaria se reforzará la relación con nuestro país para consolidar sus respectivos sectores agroindustriales, así como incrementar su crecimiento y desarrollo productivo.


Se va a provechar esta relación comercial muy fuerte entre México y Canadá, la cual superior a los tres mil millones de dólares en agricultura y alimentos, competitiva en granos y oleaginosas y de un fuerte interés en la ciencia como motor de prosperidad y comercio exitoso, detalló.


Por su parte, el director general del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), Pedro Díaz de la Vega García, adelantó que las expectativas de crecimiento 2013 para el arroz  será 45.6 por ciento superior al obtenido en el año agrícola 2012 para ubicarse en 257 mil toneladas; maíz, 2.6 por ciento al pasar de 21.8 millones de toneladas a 22.4 millones, y trigo con un incremento de 16.4 por ciento para cerrar en 13 millones de toneladas.


Al presentar el Reporte de Cierre y Expectativas de Producción 2013 correspondiente a siete productos del subsector agrícola, cinco del pecuario y tres del pesquero y acuícola, abundó que en leche de vaca habrá un crecimiento de 2.7 por ciento al pasar de 10.4 a 10.8 millones de litros; carne de res 1.7 por ciento para alcanzar 1.8 millones de toneladas, y huevo de plato 5.1 por ciento para finalizar en 2.4 millones de toneladas.


Por el sector pesquero, expuso un volumen de producción de 702 mil toneladas de sardina, 155 mil toneladas de camarón y 131 mil de atún.


En su turno, el mandatario de Sinaloa y presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Mario López Valdez, se pronunció por mejorar las formas de producción del país a través de sistemas innovadores, competitivos e incluyentes para posicionar a México en los primeros lugares internacionales, tal como lo ha señalado el Presidente Enrique Peña Nieto.


Planteó que el Foro aportará elementos para fortalecer las políticas públicas, los programas de gobierno y las reglas de operación vinculados con el sistema agroalimentario mexicano para la constitución de un nuevo rostro del campo mexicano.