Num.924/Roma, Italia.
​• En representación del titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, el subsecretario de Alimentación y Competitividad, Ricardo Aguilar Castillo, participó en la Segunda Conferencia Internacional de Nutrición.
 
• El Gobierno de México se sumó a la Declaración de Roma sobre la Nutrición, que aporta recomendaciones de gran alcance para formular las políticas nacionales destinadas a combatir la malnutrición y situar a la alimentación saludable y la sostenibilidad del medio ambiente en el centro de la producción y distribución de alimentos. 
 
Por primera vez, el Gobierno de México sitúa el combate a la pobreza y la seguridad alimentaria como una prioridad en la agenda nacional, al colocar ambos temas como eje central de las políticas públicas enfocadas a los sectores social y agroalimentario, afirmó el subsecretario de Alimentación y Competitividad, Ricardo Aguilar Castillo.
 
Al concluir su participación en la Segunda Conferencia Internacional de Nutrición –en representación del secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez-, el funcionario federal refrendó el compromiso de México por reforzar políticas públicas destinadas a erradicar la desnutrición y garantizar el acceso a una alimentación adecuada.
 
En este encuentro, expresó que el Gobierno de la República se sumó a las naciones que adoptaron la Declaración de Roma sobre la Nutrición, la cual aporta recomendaciones de gran alcance para formular las políticas nacionales destinadas a combatir la malnutrición y situar a la alimentación saludable y la sostenibilidad del medio ambiente en el centro de la producción y distribución de alimentos, desde la explotación agrícola hasta la mesa del consumidor.
 
Afirmó que junto con representantes de los 170 países que integran la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) nuestro país reforzará acciones para transformar los sistemas alimentarios, a fin de disponer de dietas más nutritivas al alcance de todos.
 
“Atender la pobreza del país no es una opción, es una obligación ética y moral que tiene el Gobierno de la República, y sobre lo que todos estamos comprometidos a trabajar de manera puntual”, aseveró.
 
Durante el evento organizado por la FAO y la Organización Mundial de la Salud (WHO), Aguilar Castillo indicó que desde el inicio de la presente Administración se puso en marcha una transición de subsidios  hacia incentivos a la productividad, lo cual será factor para alcanzar la seguridad alimentaria.
 
El objetivo, agregó, es superar un modelo asistencial y dirigirlo hacia una política social participativa y proactiva, que incorpore a los mexicanos en condición de pobreza a la actividad productiva, con el fin de generar mejores ingresos y contar con nuevas y mayores oportunidades de desarrollo en el medio rural.
 
En la clausura del encuentro internacional, el director general de la FAO, José Graziano da Silva, señaló que tenemos por delante la década de la nutrición, en la que la seguridad alimentaria y la alimentación adecuada ocupan un papel fundamental.
 
Esta Conferencia, apuntó, es el comienzo de un renovado esfuerzo internacional por asumir el tema como una prioridad de las naciones.
 
A este encuentro, asistieron más de dos mil  participantes provenientes de 170 gobiernos (ministros y viceministros), así como 150 representantes de la sociedad civil.