NUM. 312 / México, D.F.

  • México participa en la Expo Universal Milán 2015, cuyo tema central es “Alimentar al planeta, energía para la vida”, donde toman parte 140 países y organizaciones internacionales. 

  • Este foro -que se desarrolla del 1° de mayo al 31 de octubre de este año- representa una oportunidad para compartir con el mundo la sabiduría ancestral, el conocimiento científico y tecnológico, así como experiencias de éxito sustentables en la producción de alimentos. 

Con el objetivo de compartir ciencia y tecnología aplicada al sector agroalimentario mundial, México participa en la Expo Universal Milán 2015, cuyo tema central es “Alimentar al planeta, energía para la vida”, junto con 140 países y organizaciones internacionales.  

Con sede en Milán, Italia, este foro -que se desarrolla del 1° de mayo al 31 de octubre de este año- representa una oportunidad para compartir con el mundo la sabiduría ancestral, el conocimiento científico y tecnológico, así como experiencias de éxito sustentables en la producción de alimentos. 

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), a través del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) –órgano desconcentrado de la dependencia-, aportó información y materiales gráficos sobre cultivos nativos, los cuales son exhibidos en el Pabellón: “México, la semilla para el nuevo mundo; alimentos, diversidad y patrimonio”, el cual fue organizado por PROMEXICO.  

El diseño del pabellón de México, de acuerdo con los organizadores, rinde homenaje al maíz, como una de las principales aportaciones alimenticias al mundo. La fachada se inspira en el totomoxtle u hoja de la mazorca.  

Se trata de una membrana textil que permite un juego de transparencias durante el día, con la filtración de la luz del sol; por la noche, se convierte en una cálida luminaria de la Expo. 

Dentro del pabellón se emula la naturaleza de la Cuenca de México y sus métodos  agrícolas ancestrales con un sistema de rampas, plataformas y niveles, dando lugar a las distintas áreas museográficas. 

El pabellón cuenta con una plaza de acceso, patio central y área de restaurantes, espacios ideales para eventos, espectáculos o conciertos, con escenarios abiertos a las expresiones artísticas y culinarias. 

Especialistas del sector agroalimentario coinciden en que este evento es el escenario ideal para contribuir en la aportación significativa y a la búsqueda global de esquemas productivos para coadyuvar a erradicar el hambre y las enfermedades ocasionadas por la desnutrición, a compartir tecnologías para producir alimentos sanos, inocuos y suficientes para todos los pueblos, con  acciones de cuidado del planeta. 

En este marco, se busca incentivar la creatividad entre los países y promover innovaciones con la presentación de la diversidad y excelencia en la agroalimentación y tradiciones gastronómicas de cada nación, así como la presentación de eventos artísticos, musicales, conferencias, talleres y exposiciones. 

Cabe señalar que México es de los países que promueven la Alianza para una Agricultura Climáticamente Inteligente, iniciativa lanzada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la cual impulsa una producción de alimentos con mejores prácticas y sistemas tecnificados de riego, así como el intercambio internacional de experiencias exitosas para aumentar la productividad y competitividad de los pequeños productores, con un menor impacto ambiental. 

De acuerdo a la FAO, en el 2014 México se posicionó como la décimo segunda  potencia exportadora de alimentos al mundo, al sumar 25 mil seiscientos millones de dólares en ventas de alimentos al exterior.   

Adicionalmente, México e Italia son los únicos países cuya gastronomía está reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.