NUM.839 / Puerto Chiapas, Chis.

  • En representación del titular de SAGARPA, José Calzada Rovirosa, el comisionado Mario Aguilar Sánchez destacó que la industria atunera de México es considerada una potencia en el mundo y está preparada para ingresar a los mercados de EU y la UE con productos altamente sustentables. 

  • La pesca de atún en México es una de las más selectivas y sustentables, por la tecnología de captura de un producto de gran calidad alimenticia y alto valor nutricional.

En representación del secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa, el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, atestiguó las ceremonias de bautizo y abanderamiento del barco pesquero “El Duque” — uno de los más modernos del mundo—, que refuerza la flota nacional de túnidos y que ha convertido a México en una potencia en la industria del atún.

El titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) destacó la inversión de la empresa productora de alimentos Hérdez-Del Fuerte —encabezada por Héctor Hernández Pons y Fernando Senderos Mestre—, para fortalecer la pesquería nacional de túnidos, la cual está preparada para ingresar a los mercados de Estados Unidos y de la Unión Europea con productos pesqueros selectivos y altamente sustentables.

La pesca de atún en México es la más selectiva del mundo, y una de las más sustentables, por la tecnología de captura de un producto de gran calidad alimenticia y alto valor nutricional, afirmó Mario Aguilar Sánchez.

Subrayó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha señalado que en el próximo decenio la producción de pescados y mariscos va a superar a otras proteínas de origen animal, por lo que la inversión de esta empresa cubre uno de los principales nichos de crecimiento alimenticio.

Abundó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que la ingesta de pescados en los primeros tres años de vida de los infantes contribuye a acelerar el desarrollo neurocerebral hasta en siete por ciento y el consumo regular en la edad adulta reduce, de manera importante, los riesgos de afectación al miocardio.

“Hoy asistimos al lanzamiento de uno de los barcos más modernos de la flota atunera mundial, diseñado conforme a las normas mexicanas que privilegian la producción sustentable con un método de pesca muy selectivo de protección a los delfines, y el hecho de que este grupo empresarial haya tenido el buen tino de construir El Duque y ponerlo al servicio de la empresa y del país,  es un ejemplo a nivel mundial, es verdaderamente motivo de celebración y por eso es hoy un día histórico”, afirmó Mario Aguilar.

Subrayó la participación activa de los industriales del atún con el Gobierno de México ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre el etiquetado Dolphin safe; “ha sido una lucha que ha permitido la reivindicación y el crecimiento de la industria atunera nacional”, dijo.

El asunto etiquetado Dolphin safe y el embargo atunero al que por décadas ha estado sujeto México por parte de Estados Unidos –por supuestas afectaciones al delfín y otras especies— es un tema que hay que analizar con perspectiva histórica, debido a que la pesca y el comercio de atún han sido de los más controversiales, señaló el titular de la CONAPESCA.

Refirió que cuando se habla sobre la evolución de la pesquería de atún en los foros internacionales, siempre habrá dudas, controversias e intereses comerciales.

Relató la serie de hechos que México ha vivido por la pesca de túnidos, desde mediados del siglo pasado a la fecha, debido a temas como licencias y el reconocimiento de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de nuestro país.

Actualmente, México ha perfeccionado sus métodos de captura, y junto con Estados Unidos mejoramos técnicas y artes de pesca, como las redes, el establecimiento de diseños de protección a los delfines y la capacitación de buzos en maniobras de rescate, precisó.

Se trata de acciones e instrumentos que nos han convertido en la industria de pesca de atún más selectiva a nivel internacional, igual que ocurre con la pesquería de otras especies, puntualizó Aguilar Sánchez.

La FAO reconoció a la pesca mexicana de túnidos por esta selectividad (captura de atún únicamente adulto) y nos otorgó la presea más importante a la “pesca responsable”: La medalla Margarita Lizárraga, sostuvo el comisionado.

Aguilar Sánchez especificó que durante el largo proceso se corroboró que México estaba siendo discriminado en su producción, pese a ser el más cuidadoso y respetuoso del delfín, el recurso atunero, tiburones, pargos, tortugas, picudos y todas las especies del ecosistema.

México fortaleció su pesquería de atún con diversas medidas, entre éstas: disponer que los barcos lleven a bordo un observador independiente, quien —durante el recorrido— verifica que las capturas sean sustentables, agregó.

Se han aplicado medidas y acciones que contribuyeron a que ganáramos el juicio en la OMC y recibir un fallo favorable. Se logró también porque los pescadores y los tripulantes de los barcos realizan una pesca sustentable, al grado que hoy, en la CONAPESCA, destacados que la pesca de atún en México es referente internacional, recalcó.

Con la incorporación de “El Duque”, grupo Hérdez-Del Fuerte (con producción anual de 20 mil toneladas) cuenta ya con ocho embarcaciones atuneras y prevé incrementar su producción en 20 por ciento para 2016, estableció el presidente de la empresa, Héctor Hernández Pons.

Vamos a capitalizar todas las oportunidades que se nos presentan con la apertura del mercado del atún mexicano, una vez superada la barrera no arancelaria, indicó el empresario.

Detalló que El Duque, que mide 79 metros de eslora y casi 14 metros de manga, tuvo una inversión de 29 millones 686 mil dólares y cuenta con capacidad de carga de mil 270 toneladas y autonomía para 70 días.

Añadió que la red de pesca del navío es de mil 700 metros de largo, 170 metros de fondo y un peso de 50 toneladas; entre los equipos auxiliares que lleva se incluyen lanchas rápidas, helicóptero y radares pajareros.

La planta procesadora de la empresa en Chiapas tiene capacidad instalada para  enlatar 480 mil latas y equipos de alta tecnología que procesan mil latas por minuto en las líneas de producción, informó el gerente general, Rafael Camacho Arizmendi.