B0130/México, D.F.
  • ​En un marco de sustentabilidad, estas nuevas embarcaciones contribuirán a incrementar la producción y desarrollo del sector pesquero y alimentario de México.
  • La inversión que realizan varias empresas y que asciende aproximadamente a dos mil 275 millones de pesos en la adquisición de esta flota es un signo más de la confianza que se tiene en las políticas públicas pesqueras y acuícolas que impulsa el Gobierno de la República: presidente del Grupo Mar, Antonio Suárez Gutiérrez.
  • Esta industria es de gran interés para el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, debido a su potencial productivo y a su capacidad de generar alimentos de alta calidad y nuevas fuentes de empleo: secretario Enrique Martínez y Martínez.
  • El método mexicano de pesca de atún es el más selectivo y ecológicamente responsable para la pesca de túnidos y fue por ello que la FAO le concedió su máxima presea a la pesca responsable: comisionado Mario Aguilar Sánchez.
Diversas industrias que integran el sector atunero nacional incorporarán siete nuevos barcos a este sector, los cuales contribuirán a incrementar la producción y desarrollo económico y alimentario del país, de manera sustentable y responsable de los recursos pesqueros, así como generar nuevas fuentes de empleo y mercados.

En reunión con el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, el presidente del Grupo Marítimo Industrial, Grupo Mar, Antonio Suárez Gutiérrez, destacó la inversión del sector atunero por dos mil 275 millones de pesos en la adquisición de una flota que se sumará a las actividades productivas que en todo el país representan alrededor de 10 mil empleos, directos e indirectos.

El empresario atunero manifestó que con esta inversión —propia y de otros grupos del sector— se refrenda la confianza en las políticas públicas pesqueras y acuícolas que impulsa el Gobierno de la República para promover el fomento al desarrollo productivo sustentable y económico de México.

Al adelantar que la primera de siete embarcaciones entrará en operaciones en el mes marzo en el estado de Colima, Suárez Gutiérrez indicó que la producción de atún mexicano (que anualmente supera las 130 mil toneladas) se destinarán principalmente al consumo en todo en el país.

Reconoció el trabajo del comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, por su trabajo en establecer una pesquería ordenada y sustentable y con ello demostrar en foros internacionales que, a diferencia de otras naciones, en México la pesquería del atún es una actividad respetuosa de los ecosistemas marinos y su sustentabilidad.

Subrayó que el trabajo conjunto de autoridades mexicanas y los productores ha permitido superar situaciones y refrendar los estándares de calidad de los productos pesqueros.

En el encuentro sostenido en las oficinas de la SAGARPA, el secretario Enrique Martínez y Martínez, destacó que esta industria es de gran interés para el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, debido a su potencial productivo y a su capacidad de generar nuevas fuentes de empleo.

Aseguró que México trabaja intensamente para que el atún mexicano tenga acceso efectivo a los mercados internacionales.

Reconoció el interés de los empresarios por invertir en el sector de los túnidos, el cual, por su nivel de producción y valor, representa una actividad de primordial importancia a nivel nacional.

El comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, apuntó que el método de pesca mexicano es uno de los más selectivos y ecológicamente responsables, y en se sentido reiteró que México suscribió y observa de manera rigurosa el Acuerdo sobre el Programa Internacional para la Conservación del Delfín (APICD), en el cual participan tanto la industria como grupos ambientalistas.

Este Acuerdo, que rige la pesquería, recibió de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la medalla Margarita Lizárraga a la pesquería más sustentable.

El gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno, subrayó que este tipo de empresas son un ejemplo por la proyección a largo plazo de las inversiones que tienen.

De igual forma, destacó que en la entidad la pesca y la maricultura son alternativas altamente rentables en la producción alimentaria.

Datos de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) refieren que los principales puertos de descargue de túnidos son Mazatlán, Sinaloa; Manzanillo, Colima; y Puerto Madero, Chiapas; acumulando más del 80 por ciento de las descargas de atún en México.