La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) emprendió un Programa de Monitoreo Zoosanitario en el Complejo Penitenciario Islas Marías, con objeto de coadyuvar con las labores productivas agroalimentarias que llevan a cabo los reclusos como parte del proceso de inserción a la sociedad.


A petición del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social la SAGARPA, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), realiza el diagnóstico de la situación zoosanitaria de enfermedades en las distintas especies de ganado doméstico y aves de corral existentes en la isla, para lo cual se integró un grupo especialistas.


El sistema penitenciario federal puso en marcha una estrategia, cuyo objetivo es promover la reinserción a la sociedad de los sentenciados con base en el trabajo, la capacitación, la educación, la salud y el deporte, así como en la producción de alimentos para el autoconsumo.


Entre las acciones propuestas se encuentra además un programa piloto instrumentado por el Colegio de Postgraduados, denominado “Desarrollo sustentable de proyectos productivos agrícolas, pecuarios, forestales, piscícolas y agroindustriales”.


Dentro de él, se realizan actividades como: cultivo de hortalizas en invernadero, producción de tilapia y pollo, cunicultura, apicultura, viveros forestales, agricultura, talleres de camaronicultura, agricultura y ganadería, entre otros.


A partir de ello, la Coordinación General de Ganadería de la SAGARPA registró al Complejo Penitenciario Islas Marías como Unidad de Producción Pecuaria (UPP) para integrarlo al Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (SINIIGA).


Los técnicos de la SAGARPA, realizaron pruebas para el diagnóstico de tuberculosis bovina y se tomaron muestras para brucelosis en bovinos, ovinos, caprinos, equinos y porcinos.


Asimismo, se realizan pruebas para la detección de la enfermedad de Aujeszky y Fiebre Porcina Clásica en cerdos, así como para la Enfermedad de Newcastle e Influenza Aviar Notificable, en aves.


Igualmente se recolectaron ectoparásitos para la identificación taxonómica, se realizaron pruebas de resistencia de garrapata y se evaluó la infraestructura y operación del baño de inmersión.


Como medida preventiva se estableció un calendario de inmunización contra la rabia en ovinos, caprinos, cerdos y bovinos, así como un esquema de desparasitación.


Al concluir la primera etapa del monitoreo la Dirección General de Salud Animal del SENASICA emitió constancias de hato negativo de tuberculosis bovina, brucelosis para ovinos, caprinos y bovinos.


Igualmente se entregaron constancias de granjas de cerdos negativas a enfermedad de Aujeszky, y en el caso de las aves se constató la ausencia de Newcastle velogénico e Influenza Aviar notificable.