• ​El Proyecto Estratégico de Agricultura de Autoconsumo, se puso en marcha como parte de las acciones de la Cruzada Nacional Contra el Hambre con el objetivo de mejorar las condiciones de productividad, manejo postcosecha e ingreso de los productores de maíz.
  • Esta estrategia opera en 19 estados del país y tiene una meta de atención de 263 Municipios.
  • Se ha atendido una superficie total de 244 mil hectáreas que representan el 95 por ciento de la meta programada, con un  impacto en 166 mil productores de maíz.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) reportó un avance del 95 por ciento en el Proyecto Estratégico de Agricultura de Autoconsumo, que se puso en marcha en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.


El proyecto de Autoconsumo, que inició el mes de abril, tiene el objetivo de mejorar las condiciones de productividad, manejo de postcosecha y el ingreso de los productores de maíz de autoconsumo con superficies de temporal menores a tres hectáreas, localizados dentro de los 400 Municipios de la Cruzada.


A través de paquetes tecnológicos, la SAGARPA busca incrementar la productividad con semillas, fertilizantes, equipo básico para las labores de siembra y deshierbe, control fitosanitario y silos postcosecha familiares.


Este proyecto también incluye acompañamiento técnico para los productores, con el fin de garantizar éxito y supervivencia en los proyectos que se lleven a cabo en las comunidades.


A la fecha, la dependencia indicó que se ha atendido una superficie total de 244 mil hectáreas, lo que representa el 95 por ciento de la meta programada.


Esto ha generado un impacto positivo en 166 mil productores de maíz, quienes han sido asesorados por más de 172 técnicos especialistas en el manejo de este cultivo.


La SAGARPA también dio a conocer que a este proyecto estratégico se han canalizado más de 475 millones de pesos, con el objetivo de que los productores beneficiados accedan a los paquetes tecnológicos, previo a la temporada de siembra en sus parcelas.


El proyecto tiene impacto en 19 estados del país: Campeche, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.


La meta planteada por la secretaría para este proyecto, es contar con presencia en 263 municipios de los que están integrados en la Cruzada Nacional Contra el Hambre y brindar atención prioritaria en las localidades de alta y muy alta marginación.