B061/México, D.F.

  • ​Con la representación del titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, la Abogada General presidió la ceremonia cívica por el 96 Aniversario de la promulgación de la Constitución Política de 1917 y 156 Aniversario de la Constitución Política de 1857, en la sede de la dependencia.
  • Afirmó que la gobernabilidad y las políticas públicas deben generarse a partir de un diálogo con la base social, como producto del consenso de grupos específicos y actores sociales reales.  
 Al presidir la ceremonia cívica de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) por el 96 Aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Abogada General de la institución, Mireille Roccatti Velázquez, afirmó que las reformas constitucionales que promueve el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto tienen como objetivo la búsqueda a la solución de nuestros problemas actuales.

“Algunos de ellos son el resultado de un pasado que se resiste a desaparecer; otros, son la manifestación de nuestra sociedad cada vez más compleja, en la que parece casi imposible encontrar soluciones para las múltiples exigencias de la sociedad”, subrayó Mireille Roccatti al participar en representación del secretario Enrique Martínez y Martínez.

El derecho debe, ante todo, ser el motor del progreso y el cambio, por lo que éste no debe permanecer anquilosado ni impedir la sana convivencia social, destacó la funcionaria.

El tema de las reformas en curso —abundó— requiere referirse a las relaciones de los estados y municipios con la Federación; las relaciones entre los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial y el funcionamiento de las instituciones políticas y democráticas, así como al marco jurídico que rige los aspectos económicos, políticos, sociales y, desde luego a la definición filosófica de la  Nación a que aspiramos los mexicanos del siglo XXI.

“Los males de este tiempo, que conviven en los ámbitos de lo público y lo privado, como la concentración del poder en unos pocos actores y poderes fácticos, la exacerbada corrupción, la violencia, la delincuencia organizada, la impunidad, las injusticias que los órganos jurisdiccionales no son capaces de evitar, el desempleo y la miseria de muchos millones de mexicanos, necesita con urgencia de un nuevo modelo de desarrollo, de reformas constitucionales estructurales que propicien mejores condiciones de vida  para los hombres y mujeres de México”, indicó.

Al recordar el 96 Aniversario de la Constitución Política de 1917 y 156 Aniversario de la Constitución Política de 1857, la funcionaria federal afirmó que la gobernabilidad y las políticas públicas deben generarse a partir de un diálogo con la base social, como producto del consenso de grupos específicos y actores sociales reales.

Ésta, es la vía institucional y el cauce político que debe privilegiarse, es el contenido de una verdadera Constitución, subrayó la abogada general, quien estuvo acompañada por los subsecretarios de Agricultura y Alimentación y Competitividad, Jesús Aguilar Padilla y Ricardo Aguilar Castillo, respectivamente; el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Enrique Sánchez Cruz, y los coordinadores generales de Enlace Sectorial, Héctor René García Quiñones, y de Delegaciones, Víctor Hugo Celaya Celaya.

Resulta inaceptable, agregó Roccatti Velázquez, que nuestra sociedad continúe viviendo con la pérdida de los elementales valores éticos de convivencia social armónica.

La obligación primordial de un Gobierno es garantizar la vida, la integridad física y el patrimonio de la población, expresó al abundar que los mexicanos queremos vivir en un Estado de Derecho, erradicar la impunidad, rescatar los valores éticos de convivencia y vivir en un Estado en donde se respete la dignidad de todos los ciudadanos.

Recordó que la Constitución de 1917 fue producto de la Revolución popular del pueblo mexicano y representó el nuevo arreglo social al que arribamos después de la más cruenta guerra civil que hubiese vivido nuestra nación.

Nuestra Carta Magna vigente, dijo, se adelantó en todo el mundo al incluir los derechos sociales para garantizar una vida justa a campesinos y trabajadores, así como el derecho a la educación.

En este sentido refirió que todos los cambios y modificaciones que a lo largo de estos 96 años ha registrado, la Constitución contiene la síntesis del México de ayer y hoy, de las luchas y sacrificios de miles de connacionales que propugnaron incansablemente, a lo largo de casi cien años, por un mejor país y que, garantiza normativamente las libertades y derechos que ahora disfrutamos.


Corresponsabilidad, clave en la Cruzada Nacional contra el Hambre

La Abogada General apuntó que en la Constitución se contienen principios y derechos fundamentales, así como los fines que el Estado debe cumplir; en ella se establece nuestro proyecto de Nación.

Durante su intervención, Mireille Roccatti detalló que el pasado 13 de octubre de 2011 la Constitución General de la República fue reformada para incorporar en su artículo 4º, como una garantía individual, el derecho a la alimentación, nutritiva, suficiente y de calidad.

Esta nueva disposición constitucional, aseguró, complementa tanto a las decisiones del Poder Legislativo como las del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto para trabajar corresponsablemente en la producción de alimentos  para todo el país y nos corresponde como servidores públicos desarrollar importantes tareas dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre, a la cual –añadió— se ha sumado de manera entusiasta el titular de la SAGARPA.

Previo al acto cívico realizado en la explanada de la sede de la Secretaría, se guardó un minuto de silencio en memoria de quienes perdieron la vida en el lamentable accidente registrado en días pasados en las oficinas administrativas de Petróleos Mexicanos.