En atención a los afectados del sector agroalimentario por fenómenos meteorológicos, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) redireccionará programas y recursos para recuperar la capacidad productiva de los productores en los estados que registren daños.


Así lo afirmó el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, quien señaló que está en marcha el censo para verificar los cultivos y unidades productivas afectados, con especial atención a los pequeños productores que no tienen aseguradas sus cosechas o cabezas de ganado.


Destacó que la dependencia activó el Componente de Atención a Desastres Naturales (CADENA), con el cual se dispondrá de recursos para resarcir daños en el sector agropecuario, acuícola y pesquero.


Este componente, indicó, está dirigido principalmente a productores de bajos ingresos que no cuenten con algún tipo de aseguramiento público o privado y aplica ante la ocurrencia de fenómenos hidrometeorológicos y geológicos.


En el primer caso, se consideran sequía, helada, granizada, nevada, lluvia torrencial, inundación significativa, tornado y ciclón; en el segundo incluye fenómenos como terremoto, erupción volcánica, maremoto y movimiento de ladera.


Los beneficiarios son productores agrícolas de temporal, riego o perennes, pecuarios, pesqueros y acuícolas, de acuerdo con las reglas de operación vigentes.


El secretario Enrique Martínez explicó que se ha desplazado personal técnico y especializado de la Secretaría con el propósito de verificar, en las localidades donde hay acceso, el número de productores agropecuarios y pesqueros asegurados y no asegurados, los cultivos con mayor afectación y las condiciones del ganado y de la infraestructura de las unidades productivas.


Precisó que el Gobierno de la República actuará con toda responsabilidad ante esta emergencia, e informó que en el presupuesto del 2014 se tiene previsto solicitar un aumento de recursos para realizar acciones de adaptación y mitigación de los efectos en el sector por cambio climático.