NUM. 406 / México, D.F

  • De acuerdo con la instrucción del titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, el SENASICA opera programas de sanidad e inocuidad que generan confianza y dan certidumbre a consumidores y socios comerciales, lo cual ayuda a elevar la competitividad de los productores mexicanos.  

  • En el Sistema Tipo Inspección Federal mexicano se llevan a cabo programas para la reducción de patógenos como el E.coli, Listeria monocytogenes y Salmonella spp, así como de residuos tóxicos, cuya finalidad es disminuir riesgos de contaminación en los productos agroalimentarios con químicos farmacéuticos no permitidos, o fuera de los límites autorizados. 

    El subsecretario adjunto para la Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), Alfred Almanza, destacó los avances de los servicios de inspección sanitaria de la carne en México, los cuales cumplen con las normas y criterios internacionales.  

    Durante una gira de trabajo, acompañado del director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Enrique Sánchez Cruz, el funcionario del gobierno de Estados Unidos (EU) visitó la planta de la empresa mexicana SuKarne en Vista Hermosa, Michoacán, donde constató los servicios de inspección, así como los procesos de engorda de animales, sacrificio y procesamiento de cárnicos de bovino. 

    Enrique Sánchez Cruz explicó el trabajo que durante los últimos años ha venido realizando la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) para ofertar a los consumidores nacionales y al mundo productos de calidad, certificados de acuerdo con criterios internacionales de sanidad e inocuidad. 

    Subrayó que, de acuerdo con la instrucción del titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, el SENASICA opera programas de sanidad e inocuidad que generan confianza y dan certidumbre a consumidores y socios comerciales, lo cual ayuda a elevar la competitividad de los productores mexicanos. 

    El resultado de esos programas es que hoy el Sistema Tipo Inspección Federal (TIF) ha logrado el reconocimiento de 56 países de todos los continentes del mundo y, en consecuencia, se comercializan productos cárnicos mexicanos en destinos como Japón, EU, Corea, Vietnam, Angola, Nicaragua, Canadá y Panamá, entre otros, apuntó. 

    En el tema agrícola, abundó, México es de los principales productores y exportadores de productos como aguacate, mango, frutillas, papaya y limón.

    Por su parte, el director general de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera del SENASICA, Hugo Fragoso Sánchez, relató los antecedentes del esquema TIF en México, que nace ante la necesidad de exportar cárnicos a EU en la etapa de la post-guerra y certificar que estaban libres de Fiebre Aftosa, que en ese momento aquejaba al ganado mexicano. 

    Informó que actualmente existen en México 687 Establecimientos TIF activos que sacrifican, cortan, deshuesan, almacenas y procesan productos cárnicos de bovino, porcino, ovino, caprino, ave y equino. 

    Detalló que el Sistema TIF cuenta con una infraestructura de 37 servidores públicos  a nivel central, 220 médicos oficiales, 27 supervisores estatales y 675 médicos veterinarios responsables autorizados por el SENASICA que se encargan de inspeccionar todos los procesos que se llevan a cabo en ese tipo de plantas. 

    Estas plantas procesadoras de cárnicos ofrecen a los consumidores garantías de sanidad e inocuidad, pues sus procesos se basan en lineamientos y regulaciones nacionales e internacionales, remarcó.

    Fragoso Sánchez detalló al subsecretario Almanza los programas que se llevan a cabo para la reducción de patógenos como el E.coli, Listeria monocytogenes y Salmonella spp, así como el de residuos tóxicos, cuya finalidad es disminuir el riesgo de contaminación en los productos agroalimentarios con químicos farmacéuticos no permitidos, o fuera de los límites autorizados. 

    El establecimiento visitado, el TIF 431, está dedicado a la producción de productos cárnicos y cuentan con los más altos estándares de calidad, a través de su Sistema Integrado de Producción de Carne que garantiza inocuidad, seguridad y sabor en todos los productos. 

    El modelo de producción integral de SuKarne consiste en tener dentro de la misma unidad el ganado de engorda y la planta de proceso de carne, lo que le permite hacer más eficiente la logística, rendimiento y calidad del producto.

    La Ganadería Integral Monarca (nombre del establecimiento) cuenta con un inventario de 160 mil cabezas de ganado bovino y es la planta de engorda más grande del mundo.

    En ella se sacrifican 470 mil cabezas de ganado al año y se producen 115 mil toneladas de carne de res. 

    Es la tercera empresa generadora de empleo en Michoacán, con dos mil 051 directos y genera cerca de cinco mil indirectos. 

    Exporta a una lista creciente de países en América, África, Asia y Europa, y a nivel nacional comercializa sus productos en cadenas de autoservicio, carnicerías, restaurantes.

    En el recorrido participaron la agregada Agrícola de la Embajada de EU en México, Alicia Hernández; el director de Establecimientos TIF del SENASICA, Francisco Jaime; el coordinador Regional de la Comisión México-Estados Unidos para la Prevención de la Fiebre Aftosa y otras Enfermedades Exóticas de los Animales (CPA), Laureano Vázquez Mendoza, y los supervisores de Establecimientos TIF en Michoacán y Jalisco, María Guadalupe Huelgas Torres  y Ranulfo Domínguez Gutiérrez, respectivamente. 

    Por parte de la empresa estuvieron su presidente, Jesús Vizcarra; el director de Inteligencia de Procesos de SuKarne, Julio Rivera,  y el director de Relaciones Institucionales, Adolfo Caso, entre otros.