NUM.827 / Mazatlán, Sin.

  • El subdirector general de Pesca y Acuacultura de la FAO, Árni M. Mathiesen, autoridad internacional pesquera del organismo, realizó una visita de campo a Mazatlán, Sinaloa, donde sostuvo encuentros con directivos y funcionarios de la CONAPESCA. 

    Las políticas públicas llevadas a cabo por México en materia de pesca y acuacultura han dado buenos resultados y pueden ser tomadas como referencia por otros países para el desarrollo de este sector, manifestó el subdirector general de Pesca y Acuacultura de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Árni M. Mathiesen.

    El funcionario, que es la máxima autoridad pesquera de la FAO en el mundo, señaló que a nivel mundial el 10 por ciento de la población depende de los alimentos del mar para subsistir, y México es un país particularmente beneficiado por sus extensos litorales en el Pacífico, el Golfo de México y Mar Caribe.

    México cuenta con gran potencial para desarrollar aún más la acuacultura, actividad en la que está el futuro de la alimentación y, además, provee de alimentos sanos y benéficos para la salud, ya que aporta proteínas y ácidos grasos omega 3 y 6, subrayó.

    El comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, manifestó su beneplácito por la visita de Mathiesen, pues tras su participación en el Foro Económico de Pesca y Acuacultura 2015 viajó a Mazatlán, Sinaloa, donde sostuvo encuentros con los directivos y servidores públicos de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA).

    En un primer encuentro, Árni M. Mathiesen se entrevistó con el personal que labora y hace posible la aplicación de la política pública en materia pesquera y acuícola, así como el crecimiento de la producción y el consumo de productos pesqueros y acuícolas durante los últimos tres años en México.

    En la reunión, Mathiesen les expresó su reconocimiento, ya que el trabajo del personal de la institución ha contribuido al crecimiento, durante la presente administración federal, del nueve por ciento del Producto Interno Bruto pesquero en 2014 y el incremento del consumo per cápita anual al pasar de 8.9 kilogramos a 11.5 kilos.

    Árni M. Mathiesen también sostuvo un encuentro con el equipo directivo de la CONAPESCA —la cual encabezó el titular de la dependencia, Mario Aguilar Sánchez—, en el que conoció a detalle los cinco ejes estratégicos de la política pesquera y acuícola del país, y las estrategias y líneas de acción que México ha seguido en la presente administración, las cuales ha avalado la FAO.

    Los directores generales de la CONAPESCA además expusieron los avances en materia de ordenamiento, observancia normativa, desarrollo de la acuacultura, capitalización y fomento al consumo de productos pesqueros y acuícolas.

    La visita concluyó con un encuentro del funcionario de la FAO y el titular de la CONAPESCA con representantes de medios de comunicación, ante quienes Mathiesen subrayó el desarrollo que registra México en infraestructura pesquera y acuícola, y la aplicación que realiza el país del Código de Pesca Responsable, establecido por la FAO hace 20 años.