• En el marco del Día Mundial de la Alimentación, la representante en México de la FAO, Nuria Urquía Fernández, afirmó que en coordinación con la SAGARPA, el Proyecto Estratégico para la Seguridad Alimentaria (PESA) tiene presencia e impacto en 284 de los 400 municipios que integran la Cruzada Nacional contra el Hambre.
  • El objetivo de estos esfuerzos es revertir las condiciones de vida de las personas que padecen inseguridad alimentaria, particularmente en las zonas indígenas de México, subrayó.
  • Como parte de la de la Cruzada, el PESA busca una alimentación y nutrición adecuada, la eliminación de la desnutrición infantil y un aumento de la producción y el ingreso de las familias rurales.

La representante en México de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), Nuria Urquía Fernández, destacó la participación e impacto del Proyecto Estratégico para la Seguridad Alimentaria (PESA) dentro de la Cruzada Nacional Contra el Hambre que lleva a cabo el Gobierno Federal.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, Urquía Fernández expresó que el PESA opera en 284 de los 400 municipios en los que tiene presencia la Cruzada, por lo que de manera coordinada con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) se busca detonar el potencial productivo y mejorar las condiciones de vida en las comunidades con mayor nivel de marginación en el país.

Durante su ponencia “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en México 2012”, la representante en México de la FAO indicó que este año el PESA fortaleció su estrategia y acompañamiento en los municipios que integran la Cruzada, a fin de que estas regiones tengan un mayor desarrollo humano mediante la participación de diferentes instancias de gobierno y organismos nacionales e internacionales. 

El objetivo de estos esfuerzos, que realizan tanto la FAO como el Gobierno Federal, es revertir las condiciones de vida de las 11 millones de personas que padecen inseguridad alimentaria, particularmente en las zonas indígenas de México, subrayó.

Afirmó que como parte de la de la Cruzada Nacional contra el Hambre, el PESA busca una alimentación y nutrición adecuada en la población en extrema pobreza y con carencia alimentaria, la eliminación de la desnutrición infantil y un aumento de la producción y el ingreso de las familias rurales.

Añadió que en 2013 la FAO y SAGARPA colaboran para extender la presencia del PESA en más comunidades dentro del territorio nacional, Actualmente, dijo, el Proyecto tiene presencia en 20 estados, a través de 359 Agencias de Desarrollo Rural.


 Esto se traduce en 210 mil familias que se encuentran bajo esta estrategia en nueve mil localidades, pertenecientes a mil 050 municipios en México, con un presupuesto, por parte de la SAGARPA, de tres mil millones de pesos. 


 Las entidades donde tiene presencia el PESA son: Campeche, Chiapas, Chihuahua, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.


 De acuerdo con la FAO, el PESA es el programa más exitoso que ha operado en los últimos años y se ha replicado en diversos países, como una estrategia para hacer frente a la seguridad alimentaria.